martes, 21 de marzo de 2006

¡PELIGRO! SANADOR SUELTO

¡Atención! Informan las grandes y todopoderosas empresas de la información que anda suelto un individuo que sana a la gente a su paso. Se advierte que el sujeto es peligroso pues sana a la gente con sólo mirarlas, lo quieran o no, o sea, una especie de Medusa sólo que en vez de convertirte en piedra te deja más sano que una manzana sin gusano.
Procure no encontrarse con él si quiere una baja laboral, si es hipocondríaco o le gusta su condición de individuo enfermo. Sopese las consecuencias que tendría encontrarse con un personaje de tal calaña: ya no podría aprovecharse más de la Seguridad Social, no tendría la oportunidad de contarle a nadie los síntomas de su enfermedad, de lo mal que siente, de lo desgraciado que es. Y ya no hablemos del desequilibrio que supondría para la economía nacional.
Pero tranquilos, el CMM (Colectivo de Médicos y Matasanos) se han reunido en secreto y según cuentan las malas lenguas han contratado a un asesino tan competente como ellos para acabar con este desaprensivo que amenaza con engrosar la lista del paro con estos profesionales de la salud.
Bien es sabido que nadie se fía de la profesionalidad de los médicos así que menos aún se fían de la del asesino arrendado, por ello la AFD (Asociación de Farmacéuticos y Drogodependientes) han contratado a otro sicario para que se ocupe de esta amenaza. Ahora ya podemos estar más tranquilos pues estos tienen más experiencia en resolver este tipo de conflictos, no en vano llevan haciéndolo mucho tiempo en África, en Asia y en general en todo tipo de países subdesarrollados económicamente donde por un pequeño costo se soluciona un problema.(Incluso se comenta que se cargaron a alguien de características parecidas hace 1972 años) Ya puede dormir plácidamente (si su enfermedad lo permite) sabiendo que su futuro está en manos de gente tan capacitada y eficaz.
Coff, coff. ¡Viva la enfermedad!

7 Comments:

At marzo 21, 2006 11:31 p. m., Blogger Blanche said...

me dan miedo los medicos, cada vez que voy me regañan, y con razón...y me hacer sentir fatal.
gracias por tu visita. bess

 
At marzo 22, 2006 9:45 a. m., Blogger Enrique Gallud Jardiel said...

No diré nombres. Pero si ese sanador es quien yo me creo, que ya hace siglos parece que pasó por aquí, no hace falta contratar asesinos. La misma organización que se enriquece con su nombre, se encargará de quitarlo de en medio.

 
At marzo 22, 2006 10:53 a. m., Anonymous Anónimo said...

algun medico en la sala?

 
At marzo 23, 2006 7:44 p. m., Anonymous Anónimo said...

sanador de almas o sanador de cuerpos?qué es lo que más pueden temer?

 
At marzo 29, 2006 3:46 p. m., Blogger Oliva said...

Pues no sé a quien te refieres, estoy muy perdido, pero lo tendré en cuenta. ¡Salud! os

 
At abril 04, 2006 4:53 p. m., Blogger Zebedeo said...

El sanador en cuestión podría ser cualquiera que apareciera "milagrosamente" con ese poder. ¿Tú crees que dejarían vivir a alguien con la capacidad de sanar a todo el mundo? Nah, demasiados intereses económicos por medio.
Por cierto, Sr Gallud, yo sí doy el nombre de la persona en la cual me basé para este cuento. Aaatchús. Jesús.

 
At julio 14, 2006 2:07 p. m., Blogger Eulalia said...

Como casi no salgo, no voy a encontrarme con él antes de que se lo carguen; pero si le ves por ahí le dices que se deje de tonterías y que se esconda: yo estaría dispuesta a tenerle en casa el tiempo que fuera.
Firmado: Magdalena.

 

Publicar un comentario

<< Home