miércoles, 23 de diciembre de 2009

REGALOS, S.A.

- Pss, pss, Baltasar ¡para! coge a ese gordo que está haciendo autostop.

- ¿A ese que parece una balón de nivea en rojo? Como lo subamos nos revienta a gases corporales.

- Si, hombre, ese es Papá Noel. Anda, sube.

- Coñó, la competencia. ¿Que hacéis vosotros en un 4x4? ¿y los camellos?

- Ya sabes, la crisis, tuvimos que hacer un ERE, últimamente consumían demasiado y además se sindicalizaron e incluso nos pedían paga extra. ¡No te joroba! trabajan una vez al año y nos exigían un oasis con jacuzzi.

- Que me vas a contar a mí, lo mismo me pasó con los duendes, y para colmo en plena faena los renos dicen que ya no aguantan más mi peso, que eso no son condiciones de trabajo y me dejan plantado.

- Ya que lo dices, un poco pasadito de quilos si que estás, que desde que montaste en el coche en vez de un 4x4 parece esto un patinete. Debes tener el colesterol por la nubes, además un cambio de imagen no te vendría mal por si no lo sabes el rojo no adelgaza, deberías pasarte al negro (sin faltar, eh Baltasar).

- Si, ya, y tú deberías echar just for men para las canas, Melchor, que la pinta de rey con barba se quedó tan anticuada como la monarquía, más que el rey mago pareces el rey de espadas.

- Ya te salió la vena republicana. No te me subas a las barbas que no es para tanto, si no quieres pues nada. De vez en cuando hay que cambiar, mira si no nosotros con el coche.

- Cierto, ¿que tal es eso de repartir los regalos en coche?

- Pasar, pasamos menos frío, pero el inconveniente son las multas que nos ponen por aparcar en doble fila y por supuesto la guardia civil.

- ¿La guardia civil?

- Buff, no sabes la de veces que nos paran para hacer el control de alcoholemia, entre la pinta que tenemos y lo cargados que vamos de paquetes, tenemos control cada dos por tres. A Baltasar lo tienen frito, le piden el permiso de residencia, buscan si tiene costo, ... a veces dan ganas de utilizar los poderes mágicos y convertirlos en cabras para que sean mascotas de la legión.

- Bueno, gracias por traerme, mi primera parada es aquí.

- ¿En casa de Zebedeo? Huy, eseee ...

miércoles, 13 de mayo de 2009

¿QUE FUE DE...? Dibujos Animados





¿QUE FUE DE?

* LA HORMIGA ATÓMICA - Aburrido ya de salvar a todo el mundo y no ganar un duro, se dedicó a una profesión con menos reconocimiento público pero más gratificante económicamente. Se convirtió en fontanero. Gracias a su pequeño tamaño se podía colar por dentro de las tuberías y arreglar cualquier desaguisado. Aunque seguía teniendo supervelocidad cobraba el desplazamiento igual. Cambió su slogan por el de "contra la cal, la hormiga atómica"


* SPEEDY GONZALEZ - Mal momento para ser inmigrante en EEUU, lo detuvieron pensando que era un espalda mojada. Cuando enseñó su pasaporte y vieron que se llamaba Speedy lo confundieron con un traficante de speed y le hicieron un reconocimiento rectal. Ultrajado, Speedy llamó a los agentes de la aduana cerdos con zapatos, los cuales al escuchar la palabra maldita lo internaron como sospechoso de portar la gripe porcina. Las últimas palabras que le oí a Speedy fueron "ándale, ándele que le den por arriba, arriba"


* EL COYOTE - Harto de intentar atrapar al correcaminos, montó un restaurante y utilizó su ingenio antes fallido en probar nuevas técnicas culinarias. Como al principio sólo iban ex-presidiarios a comer llamó a su restaurante "El Trulli". Poco a poco se fue haciendo un nombre entre los grandes chefs y empezó a tener un éxito desmesurado, hasta el punto que un día el correcaminos fue a comer al restaurante. El coyote amablemente le invitó a la cena comentándole que lo pasado pasado está y le enseñó la cocina. Cuando le enseñaba el horno industrial le cerró la puerta y encendió el grill, le echó unas verduritas de guarnición y se lo comió. Fue una gran decepción para su exquisito paladar, después de tanto tiempo esperando descubrió que la carne del correcaminos es dura.


* HEIDI - Tuvo una adolescencia complicada, empezó robándole el tabaco de pipa del abuelo para fumar a escondidas, después empezó a mezclar en el tabaco otro tipo de sustancias. Una vez se olvidó de retirar una de las sustancias prohibidas de la pipa y su abuelo se la fumó, producto de ello tuvieron que llevar al abuelo al hospital del subidón que le dio. Después bebía a escondidas con Pedro en el establo y a veces le daban de beber a Copito de nieve que ya se había convertido en Copón (hics) de nieve. Una vez que la detuvieron por andar desnuda por la calle le preguntaron porque hacía todo eso y respondió que era muy aburrido vivir en el culo del mundo y que de alguna forma tenía que divertirse. Ahora se reformó y vende leche de cabra y quesos por internet, creo que también tiene un blog.


Eso es tó, eso es tó , eso es todo amigos.

Etiquetas:

viernes, 3 de abril de 2009

¿QUE FUE DE?

Año nuevo, sección nueva, este año intentaré mezclar un poco de todo lo que hice anteriormente a ver que sale de ahí, empezaré por averiguar que fue de los personajes de los cuentos una vez acabaron este. ¿Cómo? ¿Qué a buenas horas empiezo el año? ¿qué estamos en abril? Ay, ay, ay, cuando llegue a casaaaa.....

¿Qué fue de....?

* Bambi - Cuando murió su madre y después de enterarse que su padre tenía los cuernos más grandes de todo el bosque primero hizo sesiones terapéuticas con el Dr. Topo. Como no resultó decidió probar suerte en el mundo del espectáculo e hizo la película "Bambi, Luci, Bom y otros cervatillos del montón", después probó en televisión en el concurso 1,2,3,4,5,6. Aunque obtuvo cierto éxito acabó hastiado de ese mundillo y se dedicó al diseño de ropa, empezó con los taparrabos de tigre y después de una crisis económica (menos tela y mayor precio) acabó inventando el tanga de leopardo.
* El patito feo - Después de convertirse en cisne movido por su bondadoso corazón no podía permitir que nadie más sufriera el desprecio que sufrió él cuando era feo. Así que montó una agencia de boys (perdón, de ducks) para que ninguna pata sufriera patochada alguna por parte de nadie y, fueran como fueran, se sintieran las patas más bellas del mundo. Los sábados por la noche le gustaba actuar a él, porque tenía mucha pluma.
* Caperucita Roja - Sabemos que en su adolescencia se apuntó al partido comunista. Según dicen por ahí estuvo con el Che y Fidel liberando Cuba. Se quedó unos años en esa preciosa isla pero se aficionó demasiado al mojito y tuvo que ir a alcohólicos anónimos para desintoxicarse. Allí, para su sorpresa, se encontró nuevamente con el lobo que estaba en un alto cargo en la cárcel de Guantánamo, y como hasta el rabo todo es lobo le metió un puro encendido por el susodicho y se largó de la isla. Actualmente creo que quiere montar un sindicato de asilos.
* Blancanieves - Aprovechando que el príncipe se había ido a ver un partido de fútbol, quedó con sus amigos los 7 enanitos en un bar, con la mala suerte de que hubo una redada y, al enterarse que se llamaba Blancanieves la tomaron por una traficante de cocaína y la enchironaron. Los 7 enanitos que lograron escapar porque los confundieron con unos niños disfrazados (llevaban ropa de Zara niños) llamaron al príncipe. Este, al enterarse de la noticia, llamó a un abogado con pinta de listo y aún hoy en día siguen pleiteando (ya dije que el abogado tenía pinta de listo)
* El flautista de Hamelín. Harto ya de ratas y niños decidió ingresar en la gran orquesta del ballet ruso, pero su flauta seguía teniendo poderes sugestivos y cada vez que tocaba enamoraba a las bailarinas y al público femenino. Producto de ello yacía con cuantas hembras quería (que poético) hasta que un día llegó el marido de una ellas y le hizo tragar su flauta (el instrumento ... musical). Producto de ello fue una flautitis aguda, como no había especialistas en la materia tuvo que llamar al Dr. House que sirve tanto para un roto como para un descosido.

miércoles, 31 de diciembre de 2008

ALI BABA Y LOS CUARENTA LADRONES

En su paseo ciclista matutino del domingo por el monte, Ali Baba vio a 40 hombres trajeados que se dirigían hacia una gran roca. Humm, o están rodando la cuarta película de Matrix o esto es muy sospechoso, pensó.

- Ábrete perejil, dijo uno.
- Sésamo idiota, sésamo, tú solo piensas en el color verde de los billetes.
¡Ábrete sésamo!, dijo. Y la gran roca voluptuosa esculpida por Botero se desplazó.
- Ya os dije yo que esconder todo ese dinero que le quitamos los bancos a los clientes sin que se enteren en un mismo sitio es una gran idea.
- La verdad es que con tanta comisión bancaria ilegal y esos céntimos de más que les quitamos sin que se enteren nos forramos. Este dinero es más negro que el futuro de un pollo entre una manada de leones.
- Ja ja ja, volvamos para seguir diciéndoles a los gobiernos de los distintos países que no tenemos liquidez y que vamos a tener que cerrar, que burros son ¿que se creen que hemos hecho con esos copiosos beneficios que ganábamos año tras año?. Oyen la palabra crisis y ya les entra en canguelo. Venga, chicos, vamos a aprovecharnos un poco más.
.
Montaron en sus Porsches y se marcharon. Tan pronto se fueron, Ali Babá dijo las palabras mágicas y entró en la cueva. Lo que allí vio le produjo tanta impresión que a partir de ese momento le llamarían Ali Babas, ya que no pudo dejar de segregar ese líquido viscoso cuando alguien pronunciaba la palabra "dinero". Le sucedió algo así como al perro de Paulov pero con el dinero. Lo primero que pensó fue en cancelar sus cuentas bancarias, luego en esconder el dinero como lo hacía su abuelo debajo del colchón, y posteriormente en montar un banco propio. La última idea la desechó porque no le gustaba como iban vestidos los banqueros. Tengo que coger todo el dinero que pueda ahora, sin que llegue a ser mucho para que no se enteren, y luego volver más tarde. Y así lo hizo.
.
El día siguiente volvieron los banqueros con un tráiler lleno de dinero para ingresarlo en su cueva fiscal. Pero al entrar el primero, resbaló. Lo mismo sucedió con el segundo, el tercero y el cuarto.
- ¿Que pasa chicos, estáis atontados o qué?
- No, hemos resbalado con esta sustancia viscosa que hay en suelo.
- Mmm, ¿que será?. Parece baba.
- Ay, ay, ay, ¡nos han robado! Así a simple vista faltan 6527,29 €
- Con 31 céntimos diría yo.
- Si, eso, perdona, son los nervios.
- Sigamos ese rastro de baba, a ver donde nos lleva.
.
El rastro les llevó primero a un bar, luego a una casa de citas, después a una disco, y finalmente a la casa de Alí Babas. Pero allí no había nadie. Ali Babás se había quedado a dormir en casa de uno de los tantos amigos que hizo ese día.
.
Cuando se despertó con resaca Ali Babas se dirigió hacia su casa pero vio unos hombres con trajes negros silbando para disimular y aunque no tenía la cabeza muy lúcida sospechó lo que pasaba. Tragó saliva (casi se ahoga, con tanta baba) y se dirigió al alquiler de vehículos más cercano para alquilar un camión. Se montó y se dirigió hacia la cueva, donde cargó todo el dinero en el camión. Esta vez no me pillarán, pensó. Se fue a un hotel, se pegó una ducha para quitar la baba con sus restos, y se puso una toalla debajo de la barbilla por si acaso.
.
Los banqueros esta vez sólo consiguieron llegar hasta el hotel, y allí desapareció el rastro de Ali Babas.
.
Moraleja: ya lo decían nuestras abuelas, hijito, una buena higiene es importante.

Etiquetas:

viernes, 28 de noviembre de 2008

CAPERUCITA LA ROJA

- Buenos días. ¿Adonde vas Caperucita?
- Buenos días camarada Ardilla. Voy a junto la abuela a llevarle una cesta llena de panfletos y proclamas del partido.
- Pero, ¿aún existe?
- ¿La abuela? Si, es de la época de La Pasionaria pero aún sigue dando guerra.
- No, me refería al partido comunista.
- Pues claro, algún día toda esta gente que tiene comido el cerebro por el gusano capitalista se dará cuenta y viviremos todos en armonía sin que nadie sea más que nadie. Alzaremos los puños victoriosos.
- Uff, pues cuidado al levantar el brazo porque te canta un poco el sobaquillo; además con tanto puño cerrado parecéis unos tacaños. Ah, y ten cuidado que creo que anda El Lobo por ahí, ya sabes, ese agente secreto de la CIA que conoce todo el mundo.
- Gracias camarada por tus advertencias.
- Adiós.
- No, a Dios, no, a Lenin.

- Hola Caperucita ¿a donde vas?
- Buenas Sr Lobo. Iba a dar una vuelta hasta casa de la abuelita a llevarle esta cesta llena de pan..pasteles.
- Ah, pasteles, mmmm, mataría por un pastel ¿podría probar uno?
- No, que sino mi abuela se enfada. Bueno, tengo un poco de prisa. Hasta luego Sr. Lobo y espero que encuentre a la CIA.
- ¿Como?
- Que hasta luego y que espero encuentre a más compañía.
- Bueno, pues hasta pronto. Por cierto, si quieres llegar antes a la casa de la vieja hay un atajo.

Mientras Caperucita La Roja e ingenua cogía el atajo El Lobo (que gran turrón) llegó antes a la casa de la abuelita y la detuvo por exaltación al terrorismo. Para engañar a Caperucita (que la llamaban así porque iba con un extraño casco de moto con forma de bacinilla a todas partes) se disfrazó como una drag-queen para intentar parecerse a la abuelita que vieja si, pero moderna.

- Hola abuelita te traigoooo.... que rara te veo hoy. Que orejas tan grandes tienes.
- Eso es por culpa de unos alimentos transgénicos que tomé, no se sabe lo que come uno hoy en día.
- Que ojos más grandes tienes.
- Es por el colirio que me los agranda.
- Y ... que dientes tan grandes tienes .... y torcidos. Tenías que haberte puesto un aparato cuando eras pequeña.
- Son para hincar el diente a todos los enemigos del capitalismo. ¡Quedas detenida por consumista!
- ¿Por consumista? Entonces tendrías que detener a todo el mundo.
- Sabes muy bien lo que quiero decir, rojilla, que eres más roja que el vestido de Papa Noel (que también es sospechoso). Detenida por comunista.
.
En el instante en que El Lobo iba a colocarle las esposas (o parte femenina del matrimonio) aparece el leñador, que era la cabeza visible (por que la tenía muy grande) del sindicato de leñadores.
.
- Oiga usted, Sr. Lobo, no cree que está fuera de su jurisdicción.
- Bueno, pueeees....
- Y además, no sabe usted que ya se acabó la guerra fría. Ahora queda Afganistán, Irak y media África. Dedíquese a perseguir a esos hijoputas de terroristas y deje en paz a la niña para que se convierta tranquilamente en una adolescente insoportable con las hormonas alteradas.
.
Y así fue como el Lobo tuvo que dejar en paz a Caperucita La Roja e irse con el rabo entre las piernas (o sea, en su sitio, porque no iba a llevarlo en la cabeza ¿no?)

Etiquetas:

miércoles, 29 de octubre de 2008

SIMBAD

- Uff, mira otra vez Simbad El Marino en las revistas, está sin badva pero vaya tipito que tiene ¿eh? y mira todos esos bellezones que le rodean. Desde luego no se corta nada, vive a todo tren, debe ser rico hasta la suciedad.
- ¿Suciedad? Será saciedad.
- No, no, suciedad. Al estar todo el día rodeado de billetes se mancha con ellos. No sería malo enganchar a uno de estes.
- Perdón, ¿comentabais algo de Simbad?
- Si, decíamos que ojalá encontraramos a uno como él.
- ¿Como ese? Ese es un simbadrguenza. Os lo digo yo que acabé así por culpa de él.
- ¿Vendiendo cupones de la ONCE? ¿Señor..?
- Matías, pero todo el mundo me llama Cíclope. De pequeño por una caída en la bicicleta me quedé sin un ojo y desde esa todos los niños me decían "ciclo no ve, ciclo no ve" y con el paso del tiempo me quedó cíclope.
- Vale, ¿y eso que tiene que ver con Simbad El Marino?
- A ver (o no, en mi caso) tú no te fijas que no veo de los dos ojos. Bueno, pues el otro me lo fastidió Simbad. Un día llegó de juerga con unos amigos a la isla donde yo vivía, a la novia le dijo que iba a navegar pero la verdad es que se fué de despedida de soltero. Yo trabajaba de portero en una discoteca (antes de engordar, eh) y no quise dejar pasar al grupo porque venían con cañas de pescar. Entonces Simbad, que ya había pescado una buena merluza, se me puso todo chulo y me dijo que era para gastarle una broma al de la despedida y pescar unas cuantas chicas. Total que nos enzarzamos en una acalorada discusión y sin querer me clavó la punta de la caña en el ojo bueno. Primero me pidió perdón y me rogó que no lo denunciara, que conocía a un jefazo de la ONCE que me iba a enchufar e iba a ganar el doble de lo que ganaba como portero.
- ¿Y aceptó por tan poco?
- Si, ya estaba harto de trabajar como portero y no me venía mal un cambio de aires. Pero eso fue el día ese, después empezó a fanfarronear por ahí diciendo que había vencido a un gigantón al que llamaban cíclope.
- ¿Y como se enriqueció? ¿Es verdad que hizo su fortuna navegando?
- Pss, es una verdad a medias, en un crucero conoció a un perro que se llama Pancho que ganó mucho dinero jugando a la Primitiva, se emborracharon y en el fragor de la batalla etílica Pancho lo hizo socio de su naviera. Ahora ya se ven en todos los puertos un barco "Simbad"; empezó construyendo barcos pequeños y ahora ya estila yates de más de 20 pies.
- Pues yo tenía entendido que se enroló en un barco y una tempestad lo arrojó a una isla donde tuvo que trabajar de esclavo para un traficante de marfil de elefantes y como recompensa de su trabajo le dio la libertad y una buena fortuna.
- Ya, ya, es que el chaval tiene mucha inventiva. El barco era el crucero, la tempestad fue la estomacal, a servir copas al chucho le llama trabajar como un esclavo, de traficante de elefantes nada, lo más parecido que vio a un elefante fue la trompa que llevaba, y ya te comenté que le hizo socio de su naviera y ganó una fortuna.
-Vaya, en vez de Simbad El Marino podían llamarle Simbad El Fantasioso. Dame dos cupones.
- Toma.
- Bueno, simpático o mejor dicho simbádtico, adiós.
- Adiós.
Maldita crisis, lo que hay que hacer hoy en día para vender un cupón.

Etiquetas:

lunes, 29 de septiembre de 2008

PETER PAN

- ¿Tú no eres Peter Rosca?
- Pan, Peter Pan. Pero no lo digas muy alto que estoy de incógnito. Tú eres Wendy ¿verdad?
- Vaya, aún te acuerdas de mi.
- Pues claro, siempre me pregunté como una chica tan guapa estaba siempre rodeada de sus hermanos pequeños y nunca de chicos. ¿Como te va?
- Ya ves, trabajando aquí de camarera en el "Nunca Jamás". ¿Y tú? ¿eres detective?. Acabas de decir que estabas de incógnito.
- No, soy policía secreto. Estoy vigilando al de bigotes que está sentado al lado de la ventana, se llama Garfio y es un pirata de cuidado.
- ¿Al que le falta una mano?
- A ese. Empezó vendiendo relojes falsos, luego se pasó a los CD y posteriormente a la falsificación de prendas de vestir; vendía la famosa ropa de cocodrilos pero con aparato en los dientes. Ahora es el jefe de una organización que se dedica a pasar caramelos ilegalmente.
- ¿Caramelos?
- Si, mujer, de esos que por dentro tienen pica pica. Sólo que en este caso están rellenos de cocaina pura.
- Caray, seguro que perdió la mano por culpa de un mal negocio con un narcotraficante.
- No, eso fue por culpa de un cocodrilo. Se le enganchó la manga en la máquina que tenía para falsificar los polos y le comió la mano y el Lorex que tenía puesto. Mira, ahora se sienta alguien con él. Voy a llamar a la agente Campanilla para que se prepare.
* Camarera, camarera
- Uy, me llama el garfio ese, voy a ver lo que quiere.
* Hola, guapa, me traes un ron con coca.. cola y una cerveza para mi amigo Smee. Que vea moverse ese culito rapidito, eh.
- Ahora mismo se lo traigo.
* Bien, bollito, eso es rapidez. ¿Quieres un caramelo u otra cosa? A ti te raptaba yo y te llevaba para un barquito que tengo, lo íbamos a pasar muy bien. Eh, cariño ¿que me dices?
- Oiga, deje de sobarme. No sé que garitos frecuenta usted, pero yo no soy una de esas. Pirata, más que pirata.
* ¿Eh?
.
Uy, agente Campanilla, agente Campanilla, dile a los Niños Perdidos que entren ya.
- ¡¡¡ Alto, esto es una redada!!! Sr. Garfio, queda usted detenido, ponga las manos sobre la espalda que lo vamos a esposar, tiene usted derecho a...
* ¿A esposar?, anda ya, pringao, ¿no ves que solo tengo una mano?. Además, ¿de que se me acusa?
- De tráfico con caramelos.
* Si bueno, llevo unos Strepsils. Tome, ¿Me va a detener por esto?
- A mi me quería dar los que tiene en el bolsillo de la chaqueta.
- Gracias, Wendy, así que Strepsils, eh. Este relleno no es para la garganta, eh. Llévenselo, por favor.
- Ojalá te pudras, sobón, más que sobón.
- Je, je, así me gusta Wendy, con carácter. Toma, apunta mi número de teléfono, si quieres un día quedar para charlar sobre los viejos tiempos me llamas.
- Lo haré.

Etiquetas:

miércoles, 27 de agosto de 2008

LA BELLA DURMIENTE

- Pss, pss, Aurora, Auroraaaaa ¡despierta!
- Uoooo, perdona, Puri, pero es que soy narcolépsica.
- Narcoooqué ¿Te drogas?
- No, no, es que tengo una enfermedad del sueño que me provoca una somnolencia irresistible y quedo dormida en cualquier parte. Me empezó al cumplir los 16 y desde esa no ceso de dormirme en cualquier parte, llevo así ya 4 años y medio pero parece que ya llevo 100. Yo creo que fue por una maldición que me echó una gitana que le llaman la Rueca por no comprarle el romerito que vendía.
- Que chungo, ¿no? Aunque mirando el lado positivo podías dormirte en clase y el profesor no te decía nada.
- Ya, ya, a ti te parecerá divertido pero no sabes la cantidad de novios que me dejaron porque practicando el sexo me quedaba dormida encima (o debajo) de ellos. Pensaban que no me lo pasaba bien con ellos y claro, se marchaban todos enfadados. Menos mal que ahora tengo un novio que me comprende y me trata como una princesa.
- Jo, que suerte, así da gusto. ¿Tienes una foto de él?
- Si, aquí en el teléfono móvil. Mira.
- Mmm, ejem, ¿ese es tu novio?
- Si ¿porqué?
- Porqueeee, uf, a ver como te lo digo. Puees, con ese me acosté yo el sábado pasado.
- ¿Queeee?
- Si, yo ya llevaba viéndolo dos semanas en el pub al que voy habitualmente. Nos conocimos el sábado, tomamos una copa, otra copa ... y la última ya sabes donde. Perdona, pero yo no sabía que tenía novia, y menos que fueras tú.
- Será cabrón, como lo coja lo convierto en rana. Aprovecha que estoy durmiendo y no me entero para irse por ahí.
- Lo siento, la verdad es que si que debe fastidiar ser narconosequé.
- Uy, si hasta en San Juan me quedé dormida saltando la hoguera y claro, me caí dentro y desperté al momento, parecía un personaje de dibujos animados poniendo a remojar el culo en un caldero de agua. Uff, hasta olía a churrasco.
- Ya te imagino saltando más que la Isinbayeva esa. Tu seguro que te quedas dormida hasta nadando, la de farolas que te habrás tragado.
- Que me vas a decir, si un día me quedé dormida haciendo puenting. La verdad es que es horrible, te da la sensación de vivir con un pijama constantemente puesto.
- Tú tranquila, mujer, te voy a presentar a un chico que conozco que tiene una cafetera, y no me refiero al aparato para hacer café, sino una empresa que recolecta y produce café.
- ¿No se llamará Juan Valdés?
- No, este va vestido como un príncipe, siempre a la última moda y dicen que besa que resucita.
- Dame su número de teléfono ya.

Etiquetas:

viernes, 27 de junio de 2008

ALADINO

Riiing, riiing
- Iluminaciones Aladino ¿Diga?
- Oye, Aladino ¿a que hora vas a salir? Recuerda que hoy hemos quedado con las chavalas para llevarlas a cenar.
- Creo que no voy a poder, el cabrón de mi tío me está haciendo limpiar toda la tienda, lámpara a lámpara. Además es fin de mes y estoy a dos velas.
- ¿A dos velas? Si trabajas en una tienda de lámparas estarás a dos bombillas, digo yo.
- Ja, ja, muy gracioso eres tú, ya te quería ver yo a ti limpiar a mano lámpara a lámpara, sin Cilit Bang, ni Disiclin, ni el mayordomo de Don Limpio, ni nada.
- Pues, hala que te sea leve, pringao.
- Brr, estos de juerga y yo aquí frotando lámparas. Mmmm, vamos a ver ¿que pone en esta lámpara? Llame al 902000000 y se iluminará su vida. Pfff vaya mierda de anuncio, seguro que llamas y entras en el sorteo de un coche o te quieren vender algo. Pero bueno, voy a jorobar un poco a mi tío y gastarle un poco de teléfono para que aprenda a no tenerme trabajando hasta tan tarde.
- Buenas tardes ¿dooon?
- Aladino.
- Buenas don Aladino, ha sido usted agraciado con un relaciones públicas de primer nivel, pídale lo que quiera que él se lo podrá conseguir.
- ¿Un relaciones públicas?
- Si, se llama Eugenio y ... créame es fenómeno. ¿Sabe lo que se dice de los magos de las finanzas?. Pues eso no es nada comparado con lo que puede hacer nuestro relaciones públicas. De hecho una vez que lo conocen le llaman genio y no Eugenio. Además estará a su disposión para lo que quiera las 24 horas.
- Ahá, ¿y cuando vendrá?
- Ya lo tiene usted llamando a su puerta.Ding, dong.
- Caray, son más rápidos que una boda en Las Vegas.
- Hola, buenas, soy Eugenio y me envían de "La empresa" creo que tengo que cargarme, perdón, encargarme de usted y de sus deseos.
- Pues sí. Pero, la verdad, no sé que hacer contigo.
- ¿Quiere ir a la fiesta más lujosa? ¿Comer en el mejor restaurante? ¿Codearse con políticos, futbolistas, toreros y demás gente acostumbrada a tratar con cuernos? No lo dude, yo lo puedo conseguir.
- Vale, pues para empezar vamos de cena al restaurante Pitiminí, siempre quise ir allí y probar ese tipo de cocina tan preciosista sin pagar un euro.
- Hecho. Monte en mi alfombra.
- ¿Tú queeee?
- Mi limousine, larga y cómoda como una alfombra, por eso la llamo así.
- Mira, mira, ¿ese no es Aladino? Será cabrón, en el Pitiminí, y luego decía que no tenía dinero para salir a cenar con nosotros. Aladinoooo. Ni caso. Aladinoooo.
- Ah, hola, hola, pasad, os presento a Genio, un tío cojonudo. Tomad lo que querais, invita Genio.
- Ffffuuuiiii, vaya nivelazo, mira, si ese es Rocky Feller, y ese B-Can. Ostrás hasta está la princesa Jazmín, creo que el padre es un majara, pero ella está bueniiisimia.
- Venga, vamos a conocerla, seguro que Genio puede presentárnosla, ¿verdad?
- Por supuesto. ¡Princesa Jazmín, princesa Jazmín!
- Ah, hola Genio. ¿Quienes son esos chicos tan guapos?
- Este es Aladino y estos sus amigos.
- Permítame decirle que desprende usted al perfume de mil rosas recién cortadas.
- Uy, lo dudo llamándome Jazmín. Pero me gusta que me halaguen, sigue, sigue.
- Me gustaría que el rocío de la noche tocara nuestros rostros ¿damos un paseo por este marco marítimo incomparable?
- Vale, aunque que sepas que aquí no hay mar, esto es un lago.

Después de un largo paseo de 200 metros, acabaron donde tenían que acabar..... en un bar tomando una copa para charlar y conocerse mejor. A esta improvisada cita le sucedieron muchas otras y entre cita y cita (y tiro porque me toca) surgió un amor tan sólo comparable al que siente un neumático por la máquina de aire a presión. Todo parecía ir bien en la feliz pareja pero un día....

- Eh, Genio, ¿adonde vas con las maletas?
- Lo siento, mi empresa ha recibido otra llamada y me tengo que ir.
- Que lástima ahora que me estaba acostumbrando a vivir contigo, te voy a echar de menos.
- Como que ya no tendrás a quien te friegue los platos, pero no me vas a dejar de ver tan pronto porque el que llamó fue tu tío. Además el primer encargo que tengo es presentarle a Jazmín.
- ¿Mi tío? Maldita rata envidiosa, seguro que encontró la lámpara. Siempre me anda revolviendo en mis cosas y cogiendo todo a lo que tengo aprecio, de niño me robaba hasta las canicas. Oye, Genio, amigo, ¿tú no le presentarás a Jazmín?
- No puedo, las órdenes son las órdenes. ¿Que pasa tienes miedo de que te la quite?
- Que va, si ese utiliza Viagra. Pero me preocupa que le diga que en realidad el negocio de iluminación del que soy socio con él no da mucho dinero.
- Lo siento. Adiós.

Y así sucedió. El tío ansioso de quitarse encima a Aladino le dijo la verdad adornada con mentiras a Jazmín. Tras lo cual ella decidió que era mejor dejarse secuestrar por la cartera del tío de Aladino que por el chico simpático sin posición social que no podía llevarla a las fiestas que ella quería ir.

Aladino, desesperado, vagabundeaba cerca de los restaurantes adonde solían ir. Estaba tan triste y daba tanta pena que uno de sus amigos decidió ponerse el capuchón que solía utilizar en la procesión de Semana Santa y forzar la cerradura del piso del tío de Aladino. Una vez allí buscó la famosa lámpara, se la robó y se la entregó posteriormente a Aladino.
- Toma, Aladino, y la próxima vez apunta el número de teléfono en el móvil.
- Vale, vale, muchas gracias, voy a llamar ahora mismo.
- ¡Genio!, que gusto verte ¿que tal te fue con mi tío?.
- Pufff, menos mal que llamaste, el muy guarro me hacía lavar sus calzoncillos resesos.
- Ahora me ayudarás a recuperar a Jazmín ¿verdad?
- Ya me he anticipado, le he contado que tu tío utilizaba Viagra caducada, y que la última vez que se lavó Mozart tenía pañales. Así que la tienes en la puerta esperándote.
- ¡Jazmín!
- Aladino, perdóname por ser tan orgullosa, no me importa que tengas una tienda pequeña. Además mi padre el majara falleció de una descomposición y ahora he heredado todo que, a pesar de lo que me lleva Hacienda, es un dineral. Además he chantajeado a tu tío y ha puesto todo el negocio a tu nombre.
- Ahora ya no nos separaremos nunca. Seremos como Pin y Pon.

Y así fue, fueron felices y comieron lo que les dio la gana porque tenían mucho dinero.

Etiquetas:

martes, 27 de mayo de 2008

EL SOLDADITO DE PLOMO

- Cuidado, cuidado, que ahí viene el soldadito plomo. Yo me piro no vaya a ser que me empiece a dar la tabarra otra vez con sus batallitas.
- Hola, chicos, que tal. No te vayas, hombre, que te invito a una pinta de cerveza.
- Mmmm ¿una pinta? Bueno, si te pones así.
- Yo no sé vosotros, pero yo ya empiezo a estar un poco harto de estar parado. Si no fuera por esta cojera que arrastro desde que me hirieron en Afganistán, me encantaría volver a estar en activo.
- Si, la verdad es que es una lástima que no puedas incorporarte y marcharte de una puñetera vez. No pongas esa cara, lo digo porque es lo que más quieres ¿no? (como si yo no supiera que tu cojera es producto de saltar borracho un muro)
- Si, lo que más me gusta es ser militar y... la bailarina, por ella recorrería el mundo en un barco de papel.
- ¿La del streap-tease?
- Si ¿porqué?
- Nada, nada, si está bien, tiene más melones que la frutera.
- Ah, si no fuera por el capullo del chulo ese.
- ¿Cual? ¿El que te tiró por la ventana?
- Si, esa asquerosa rata todavía no sabe con quien se metió. ¿Donde se cree que va con esas orejas de duende? ¿A impedirme a mi algo? No hay candados, ni cerrojo que atranque un amor puro como el nuestro.
- ¿Que no hay cerrojos? Que se lo pregunten a los de la edad media con el cinturón de castidad.
- No hay problema, soy un soldado del amor como decía Marta Sánchez.
- Ya, ya. Tú lo que eres es un cojo, enamorado de quien no debe. Déjalo antes de que acabes quemado. Venga, dejas la casaca roja en la tintorería de Cenicienta y no vamos a comer un pescado buenísimo que sirven en el restaurante "Los tres ositos". Vamos olvídate de ella, que con esos melones hay muchísimas.
- No hables así de mi dama. Es tan buena que a su paso florecen las plantas marchitas.
- Crecer, crecerán otras cosas.
- Oye, eso no te lo permito. Si tuviera mi sable aquí te ensartaría ahora mismo.
- Venga ya, que no es tan delicada, ni que fuera de papel. Por favor, si trabaja en un streaptease.
- Marcho. No te aguanto. Tienes un corazón de plomo.

Etiquetas:

lunes, 28 de abril de 2008

CENICIENTA

- Buenos días. Bienvenida a "Cenicienta, limpieza de una pieza". ¿Que deseaba?
- Hola, quería dejarle a limpiar este traje ¿cuanto cuesta?
- 20 €
- Caray, que cara, lo siento pero me voy a la competencia "Las hermanastras" que por 18 € me lo limpian. Adiós.
- Ves, madrina, que te dije yo. Estas puñeteras hermanastras hacen competencia desleal. Como se nota que ellas no son autónomas como yo. Claro, pertenecen a una multinacional y ponen los precios que les da la gana.
- ¡Cuidado!, que quemas el pantalón. Serás ceniza.
- Y gafe, por eso me llamáis la cenicienta y así me va el negocio.
- Tú lo que necesitas es irte a una buena fiesta y evadirte del trabajo. Así que el sábado nos vamos a colar en una fiesta de la jet-set
- Pero ¡tú estás loca! ¿Y si nos pillan? Además, ¿que vestido voy a llevar?
- Que va, que va, si esos no se enteran, y si sospechan no preguntan por miedo a quedar mal y no conocer a fulanita. Por el vestido no te preocupes alquilamos uno y punto.
- Uno, no. Alquilaremos dos uno para ti y otro para mí, je, je, je.
.
Llegó el sábado y fueron a la fiesta.
.
- Hola guapa, ¿bailas?
- Bueno, más bien muevo los pies, pero si insistes.
- Oye, pues no la haces tan mal. ¿Te tomas una copita?
- Vale, pero solo una eh, que a las doce me tengo que ir.
- ¿Y eso?
- Es que soy la encargada de un establecimiento de puesta a punto de vestimenta y mañana tengo un encargo muy importante que debo solventar.
- Vaya, que casualidad, pues yo soy modisto. Me tienes que dar una tarjeta y te llamo para hacer negocios. Bueno, y para quedar a tomar algo, porque la verdad es que me tienes embelesado.
- Uy, que me voy a poner colorada. Me voy a junto mi amiga y vuelvo ¿vale?
.
- Uff, puñetera, que bien has ligado.
- ¿Yo? ¿Con el modisto?
- Pero ¿no sabes quién es? Está forrado, factura más que Amancio Ortega, si hasta le llaman "el príncipe de las telas
- Ah, pues no lo sabía, lo único que sé es que está bien bueno.
- Pues a que esperas ¡a por él!
.
- Hola, ya estoy aquí de nuevo.
- Hola, guapa, mi reloj quemaba los minutos como horas esperándote ¿Te apetece un poquito de cava?
- Cava, si, cavar no.
- Ja, ja, ja, además de guapa, con sentido del humor. Creo que me estoy enamorando de ti.
- ¿Pero que haces?
- Voy a tomarme este espumeante brebaje en tu zapato.
- Uy, pero si con el sudor seguro que huele mal.
- Me es igual, seguro que el líquido vertido en tu zapato sabe a néctar divino.
- Uuuy, lo que me ha dichooo. Venga sólo un traguito, eh
.
- ¡Madrrrina, madrrrinaaa!
- Uf, Cenicienta, como vienes, se te traba la lengua más un tartamudo cantando el Only You
- Si sólo he tomado diez copitas de cava ¡hics!
- Hala, hala, pillemos un taxi y para casa que aún es medianoche y tu ya estás para el arrastre. ¿Y tú zapato?
- Psss, yo que sé, lo habré perdido por ahí.
.
Pasaron dos días (el primer día lo pasó de resaca en cama) y el príncipe buscó por todos los talleres de alta costura y no encontraba a Cenicienta. Harto ya de buscar puso un anuncio en la prensa que decía: "Se busca pie (y cuerpo) de hermosa dama para rellenar el zapato que dejó vacío mi corazón". Multitud de pretendientas contestaron el anuncio pero ninguna era Cenicienta. Y así pasó el tiempo, hasta que un día....
.
- Buenas, vengo a recoger un traje que dejó un amigo mío antesdeayer.
- Me enseña el ticket, por favor. Vale, ahora mismo le atienden ¡Cenicienta! El traje del ticket número 135
- Si, voy, voy.
- ... ¿Tú? Te llevo buscando una eternidad, más de un mes.
- Oh, no , el príncipe de las telas ¡y yo con estos pelos!
- No me importa tu desaliñado aunque atractivo aspecto, ¿no ves que estoy loco por tí?. Vente conmigo y montaremos un franquicia de tintorerías. ¿Quieres?
- Si, quiero.

Etiquetas:

martes, 25 de marzo de 2008

PINOCHO

- Don Geppeto, ya he terminado "el trabajito"
- Bien, Pinoccio, bien. ¿Has tenido algún problema?
- Nada que una cabeza de caballo en una cama no pudiera solucionar.
- Si es lo que digo yo siempre, hay que tener cabeza, sino ... la pierdes.
- Con razón le llaman "el carpintero" porque a quien no se pone de acuerdo con usted, lo clava.
- Uy, veo que estás un poco congestionado, toma un sorbito de licor "El barniz, el mejor para tu nariz" y continúa con el informe.
- Ok, sigo, respecto a aquellos desalmados que vendían droga en los barrios del sur de la ciudad ya están durmiendo con los peces y hemos ocupado su puesto.
- Por fin ¿a quien te llevaste contigo?
- A Pepito "El grillo". Si no es por él casi me liquidan dos tipos el otro día cuando me dirigía al bar La Escuela, me interceptaron y si no fuera porque estuvo atento cuajjjjj, me astillan. Es como mi conciencia, tan silencioso como una tumba vacía, a veces no me entero de que lo tengo ahí.
- Eso tenías que olértelo, en este negocio no se puede tener una nariz de madera. Hay que estar muy atento sino cualquier día te dan el palo.
- Bueno, jefe, a usted también le pasó. Recuerda cuando le tuve que rescatar de "La Ballena"
- Vale, vale, reconozco que estaba loco por esa gordita. Aún no sé como supiste que trabajaba para los Fratelli.
- Porque abrió mucho la boca y cuando se supo descubierta marchó echando humo por la cabeza. Parecía una olla exprés con la garantía caducada. Para que vea, listo que es uno.
- Venga, venga, no mientas que te va a crecer la nariz (que bastante grande la tienes, por cierto) y la voy a utilizar como tendedero. Sabes que fue gracias Pepito "El Grillo" que ese es como una mosca cojonera o el cobrador del frac, no hay manera de quitárselo de encima.
- Oiga, que yo también tuve algo que ver, sino fuera porque yo la descubrí Pepito no podía hacer el trabajo sucio. Sabe que soy el encargado de que todo parezca limpio, a veces incluso me entra complejo de detergente.
- Ya lo sé hombre, no te celes. Sabes que te quiero como a un hijo y algún día todo el negocio familiar pasará a tu nombre.
- Gracias, padrino.

Etiquetas:

martes, 26 de febrero de 2008

LA CIGARRA Y LA HORMIGA


Érase una vez en un bar de un pueblo de veraneo de cuyo nombre no consigo acordarme (mmm ¿efecto del alcohol? ¿tomaría demasiados cubatas?):


- Eh, tú, no me eches el humo a la cara que me molesta.
- Huy, pero ¿llega el humo ahí abajo?. Seguro que cuando te llega crees que es niebla, eh pequeñita. Imagínate que estás en Londres y punto.
- Serás gilipollas. Ahora sé porque te llaman "la cigarra", te pasas todo el día pitillo va, pitillo viene. ¿Tú no lees las cajetillas de tabaco? Fumar mata.
- Ya y también pone "fumar provoca impotencia" y tu padre fuma como un Gremlin y te tuvo a ti. Aunque, ahora que lo pienso, quizás por eso te quedaste así de bajita, eh, hormiguita
- Vaya, habló Tachenko. Anda, quítate el dedo de la nariz, lárgate por ahí y déjame trabajar tranquila. Das más la tabarra que una mosca zumbona con nocturnidad y alevosía.
- Si, si, ya me voy; pero a una fiesta que hoy actúa DJ Tun Tun y el DJ Fli Pao que presentan su nuevo CD de mezclas “Tengo cascos, no sé tocar un instrumento pero molo mogollón”
- Así te va, flipada, te gastas todo el dinero que te dan tus padres en fiestecitas y de botellón. Consigue un trabajo y deja de gorronear, que trabajas menos que la bella durmiente. Ya sé que Alaska cantaba lo de “bailando, me paso el día bailando..” pero ella también trabaja, se gana la vida cantando y no dando el cante como tú que te huele más el sobaco que el de Papa Noel después de hacer footing.
- Bah, bah, ya sabes aquello de “vive de tus padres, hasta que puedas vivir de tus hijos”
- Pues como tus hijos salgan como tú, vas a vivir en una casa hecha de cartones de bingo y de vino Don Simón. Yo por lo menos trabajo y aunque salga menos que tú en verano en invierno tengo pasta para pasarlo lo bien que quiera.
- ¿Que hay de malo en vivir en una casa de cartón?, es reciclable. Mira, me largo, tú sigue lavando vasos.

Pasó el verano y llegó el crudo invierno



- Hormiguita, hormiguita, ¿me prestas dinero?
- Pues sí que empezamos bien, primero me insultas y luego me pides dinero. Dos cagadas en una misma frase.
- Venga, no seas mala, enróllate, necesito la pasta porque me persiguen dos sicarios por no pagarle a quien tú sabes.

- ¿Y a mi qué? ¿No te pasaste el verano de juerga sin pegar golpe? Pues vete a pedirle al DJ Fli Pao el dinero, o sino pídeselo a un crediágil de esos que anuncian en la tele a la hora en que hay más parados viéndola. Además, aún me debes tres cubatas que te marchaste sin pagar la última vez.
- Mierda, aún te acuerdas.
- Pues si. Hala, vete a cantar a la puerta de la iglesia o a algún bar, a ver si sacas algo de dinero.

Etiquetas:

jueves, 31 de enero de 2008

HANSEL Y GRETEL

- Guau, Gretel, Amsterdam es una pasada. Ya te había dicho yo que la idea de coger el interrail era fantástica.
- La verdad es que es genial. Mira, mira, que te parece si entramos ahí.
-Déjame ver que pone el letrero. "La Casita de Chocolate". Mmmm, sugerente, vale, vale; sacúdete las migas del bocata de chorizo y entramos.
- Uff, cuanto humo, parece un concierto de Iron Maiden. Voy a llamar.
- Buenas noches, ¿no venís a pedirme dinero, que me cambie de compañía de movil o a ofrecerme tarjetas de crédito? ¿verdad? ¿Que queríais?
- Buenas noches, amable señora. Pueees, ejem, ya sabe, veníamos por ese chocolate que vende usted que huele tan bien.
- Ah, vale, pasad por aquí y lo probáis. Tomad, tomad. ¿Está rico?
- Increíble, sienta de maravilla, esto ni Arguiñano ¿verdad Hansel?
- Ya te digo, me siento transportado al otro mundo. Me siento tan bien que me gustaría comprarme una furgoneta, pintarla de colorines y recorrerme en mundo sin trabajar. ¿Nos pone más?
- Claro, claro.
- Estupendo. ¿Cuanto es?
- 2000 €
- ¿Qué? ¿Cómo?
- Lo que habéis oído.
- Vieja bruja. Estafadora. ¿Pero quién se cree que somos? ¿Dos niños perdidos en el bosque?
- Mira, niñatos, esto es lo que hay. ¿Tenéis el dinero o no?
- Pues no.
- ¿Ah, no? Pues tú, te llamas Gretel ¿no? Quedarás a limpiar el local hasta que paguéis lo debido y por si acaso voy a encerrar a tu amigo Hansel en este cuarto a hacer paquetitos para mandar mi mercancía por el resto de Europa. Si intentas escapar aviso al ogro del portero que le triture todos los huesos a tu amiguito hasta que parezcan los de un pollo.
- Conseguiremos librarnos de ti, maldita bruja.
- Menos cuento, toma la escoba, calla y empieza a barrer. Ah, y no se te ocurra molestar a los clientes.
Así pasaron los días, queridos amiguitos, Gretel convertida en una esclava del siglo XXI y Hansel haciendo de aprendiz de camello.
- Oye, Hansel, estás más gordo que el cerdito con los ahorros de la hija de Bill Gates . Como sigas así no vas a caber por la puerta del cuartucho.
- Que quieres, Gretel, estoy en esta jaula todo el día y casi no me muevo. Además no soy capaz de ponerme a dieta, lo único que me da de comer son alimentos hipercalóricos. Yo creo que me está preparando para que me trague el chocolate y poder colarlo así en las fronteras.
- Tranquilo, tengo un plan para sacarnos de aquí y que esta bruja acabe en la caldero.
- Eso, eso, que acabe en "El Horno", que es como le llaman a la cárcel aquí. Explícame el plan.
- Te cuento. Yendo a por Lejía El Payo ("acaba con la suciedad como un rayo") he conocido a un policía que me dijo que tienen abierta la operación "Hermanos Grimm" y que mañana la enchironan.
- Perfecto, tú de momento vete mangándole la pasta que puedas, que esa va de lista pero no ve tres en un burro.
- Casi, casi, cuando va colocada creo que ve una cabalgata entera. Pero ya le llevo robado una buena cantidad. Toma, haz una bolsita de las tuyas y guárdala.
Ninoninoninonino.
- Todo el mundo al suelo esto es una redada.
- Mierda, tenían que venir mañana. ¿Que te pasa Hansel por que tienes esa cara?
- Glubs, creo que me he tragado la bolsita.

Etiquetas:

viernes, 28 de diciembre de 2007

CAMPANAS



- Ya me está tocando el badajo otra vez.
- Pues claro, es su trabajo.
- Vale, pero que no tire tan fuerte que no es de piedra y me lo va a arrancar.
- Lo que pasa es que lo tienes muy sensible.
- ¿Y que esperabas? Me pasó el día tolón tolón, tolón tolón.
- Por lo menos te tocan, yo al ser pequeñita sólo me tocan para ir a comer y eso cuando lo hacen de cachondeo.
- Además tu nombre ahora mismo se asocia más al hada de Peter Pan o la cuelga en la boca humana.
- Tú animando eres única. Tampoco tú eres la campana de la Puerta del Sol de Madrid, eh, que no tienes carillón ni ná.
- Vale, vale, no tintinees tan fuerte, que me duele la cabeza.
- No me extraña, con semejante cabezón.
- Caray, pequeñita pero matona. Hablemos de algo más alegre, por ejemplo de la cara que van a poner los humanos al tragarse las uvas de año nuevo.
- Si, eso es divertido, alguno parece que en vez de comer uvas está estreñido.
- Siempre tuve la duda de la gente que pone esas caras es debido a que se atragantan o si es por lo presentadores de la televisión.
- Menos mal que son uvas y no melones que si no algunooo
- Seguro que hay gente que tome pasas, son de los que oyen campanas y no saben donde.
- Bah, que importa, lo realmente bueno es empezar el año bien.

Pues eso, escribiendo desde el viejo (año, eh) ¡Feliz Año Nuevo! que además es bisiesto (dos veces siesta, yujuuu).

Etiquetas:

martes, 11 de diciembre de 2007

LA OVEJA NEGRA





- ¿Tú otra vez por aquí?
- Pss, es que no puedo dormir.
- Pues cuenta humanos.
- Quita, quita, con lo feos que son igual tengo pesadillas.
- Ya, ya, tú por salir de tu corral y venirte aquí de juerga no sabes que hacer. Seguro que tienes a tu pastor loco.
- Bueno, ¿y qué?, yo al día siguiente como tanta hierba como cualquiera, y tengo la lana más suavecita que ninguna, me río yo del Norit ese. Se ve a leguas que soy la mejor, seguro que un día incluso me hacen una estatua ecuestre. "A la oveja negra que más lana a dado"
- Tranquila, Ronaldiño. Ni que tuvieras más lana que pelo King Kong o algún humano que yo me sé.
-No compares, mi depilación es diferente a ellos, a mi me trasquilan.
- Y ellos salieron trasquilados, mira sino como acabó King Kong tiroteado y subido por las paredes del Empire State. Una forma muy rara de hacer turismo.
- ¿Y el humano?
- También salió trasquilado pero por otras causas. Así que ten cuidado y no te trasquilen un día de más.
- Nah, por eso estoy más tranquila, aunque mi lana sea muy preciada, los humanos al verme negra seguro que piensan que tengo mal sabor.
- No seas borrego, mira que estos a la hora de hincar el diente no son nada racistas. No miran si la pierna es de oveja blanca, negra, dorada... Estos se comen hasta a la oveja Dolly.
- ¿Dolly? Esa es una oportunista. La elegida iba a ser yo, pero la puñetera tenía un enchufe más grande que la Pisa (la torre, se entiende)
- Ya, si llegan a clonarte a ti, tendríamos los prados llenos de ovejas juerguistas. A mi no me la das con queso; unos cardan la lana y ..
- Uff no me vengas con historias, no seas tan seriota, que seguro que se te agria la leche y así que queso van a hacer.
- Desde luego tienes más cara que un carnero, lo tuyo es para comer pienso aparte.
- Vale, vale, me voy con esas a saltar vallas a otra parte.
- Bee
- Voy, voy


Dedicado al cordero que me zampé esta fin de semana en Segovia y al queso de oveja que me tomé. Ahhhh, ñam, ñam.

Etiquetas:

miércoles, 14 de noviembre de 2007

EL PATITO FEO



- ¿Has visto que éxito tiene ahora el patito feo?
- Uff, chica, desde que montó el pub le salen ligues por todas partes.
- Lo malo es que se le subió un poco el éxito a esa cabeza de pato que tiene, si hasta se cree un cisne y todo.
- La verdad es que no sé que tiene pero está para desplumarlo a picotazos.
- ¿Tu también? Pero si no sabe decir más que cuatro cuacs sin graznar.
- Ya, pero tiene esos andares .....
- Lo que yo te diga, se cree el pato Lucas, Donald o alguien parecido. Mira, mira, ahí viene.
- Hola, patitas, que tal estáis ¿nos damos un pico?
- ¿Pero que te has creído? ¿Que somos unas patas cualquiera? Anda y que te la pique un pollo.
- Eh, eh, tan sólo estoy intentando ser amable con vosotras.
- ¡Y un huevo de pato!
- No te pongas así que llamo a los siete cabritillos que, por si no lo sabías, los he contratado como personal de seguridad.
- ¿Cabritillos? Cabrones es lo que son, que el otro día no dejaron entrar a una amiga mía porque llevaba zapatillas deportivas en las patas.
- Oye, si no te interesa estar con alguien tan famoso como yo me lo dices y punto, tienes unas plumas bonitas pero tampoco es para que te pavonees. Así que si te interesa voy a estar sentado allí, si vienes te invito a algo.
- ¿A qué? A esa agua sucia que das, que a saber de que estanque la sacas. Conmigo has metido la pata.
- Mira, me marcho chati, lo dicho, te espero allí.
- Psss, ¿pero que se habrá creído? por mi ya se puede ir a papar moscas por ahí.
- ¿De verdad no te interesa nada de nada?
- Pues no, a mí como si lo dejan como un bebedero de patos.
- Ah, ¿no? mmmmmm ¿dónde dijo que iba a estar?

Etiquetas:

lunes, 22 de octubre de 2007

PIES



- Pff, estoy cansado de tanto caminar.
- Lo noto, lo noto. Desprendes un olorcillo que ya le gustaría al queso de Cabrales.
- Habló quien pudo, quien esté libre de hongos que tire la primera piedra. ¿O acaso te crees que hueles mejor? Te recuerdo que eres mi gemelo.
- ¿Gemelo? ¿No soy un pie?
- Aún por encima graciosillo, vaya, me arrugo de la risa contigo.
- Venga, venga, no te enfades que no te dí pie a ello, y te va a salir un juanete. No te dije nada grave, tan sólo era una pequeña broma. Lo que hay que decirle al que sostenemos es que nos de un pequeño descanso y luego un bañito de relax, de esos que quedas más chupado que un caramelo.
- Ah, eso si que me hacía falta. Desde que se le da por hacer deporte me tiene machacado. Le dijeron que tenía que poner los pies en la tierra de una vez y ahora al tipo se le da por correr. Prefiero cien veces cuando intenta bailar y pisa al de que está a su lado, por lo menos conoces otros pies aunque sea en esas circunstancias.
- Cuando pisas está bien, pero cuando te pisaaaaan. El otro día me pusieron encima un pie que en vez de pisarme me clavó porque tenía unas uñas como mejillones. Vamos, que su dueño en vez de un hombre parecía un aguilucho.
- Ahí no tenemos queja, eh, alguna vez parece que vamos con las uñas a un funeral pero por lo menos no ensartamos a nadie. En ese sentido hay que ponerse a sus pies.
- Si llegamos a matar a alguien nos envían a un pies planos a detenernos. Te imaginas, detenido por asesinar a fulanito con los pies .... y en los titulares de los periódicos "el asesino de los pies ataca otra vez"
- Uff, se te va el dedo gordo de tanto pensar. Te conviene que te aireen ya.
- Desde luego tú no le das pie a la imaginación ¿eh?
- Yo prefiero ser más práctico, sé que no puedo caminar sobre las aguas a menos que haga esquí acuático.
- Si, si, y ahora me vendrás con lo "caminante no hay camino, se hace camino al andar" claro, el tal Antonio este lo dijo porque él no tenía que sufrir lo que sufrieron sus pies con la caminata.
- Tú siempre buscándole los tres pies al gato. Venga, venga, sigue caminando.
- ¿Cuantos pies faltan para llegar?
Nota al pie: Esos pies, aunque conocidos, no son míos.

Etiquetas:

miércoles, 3 de octubre de 2007

LEONES



- Uooo, vaya siesta. ¿Qué haces?
- Leo.
- Ah, y yo que pensaba que eras Capricornio.
- No, no, como una cabra estarás tú, yo soy Libra pero a lo que me refería es que estaba leyendo un periódico para saber que novedades hay sobre la selva.
- Huy, pues yo me pasé antes por el rodaje de un documental tres kilómetros río arriba.
- ¿Un rodaje? Ay, y yo con estos pelos.
- Deja de limpiarte los dientes con el hueso de la gacela que por aquí no creo que vengan.
- Tú claro, como ya saliste en un documental, ni que fueras el de la Metro Golden Meyer.
- No tanto pero, modestia aparte, salí muy bien, con un potente rugido, con mi grácil figura, me cargué a una cebra que pasaba por allí, como te digo todo muy bien excepto un pequeño detalle...
- ¿Qué te pasó?
- Me filmaron en la cópula.
- ¿Que te filmó Francis Ford Cópula?
- No, sordo, no, que me pillaron en plena acción con mi leona. Y no lo digo porque no haya aguantado ¿eh? que me porte como un león.
- ¿Y entonces porqué lo dices?
- Porque llamé todo chulo a toda la manada para que viera el documental y cuando me vieron en pleno acto conyugal se descojonaron todos de risa como hienas y mis cachorros quedaron perplejos.
- Que animalada, por lo menos tenían que haber puesto un letrerito de "documental no recomendado a cachorros"
- Aún por encima que no le cobramos copyright ni por ponerle nuestro nombre a un coche, a una ciudad, a varios juguetes, a una región, ..... no tienen la delicadeza de poner un aviso para nuestros cachorros.
- Tendrían que pagarnos con unos buenos filetes para hincarle bien el diente.
- ¡Un diente de león!
- Pues claro, no va a ser de gato grande.
- No me rujas, no me rujas, me refería a que ahí en la pradera hay un diente de león, la flor.
- Aaaah ves, podemos demandar hasta a la madre naturaleza.
- No debiste comerte a aquel abogado. Tú por un filete fácil ya no sabes a quien demandar.
- Es que echo de menos los tiempos de los circos romanos donde merendábamos cristianos o gladiadores según el menú del día.

Etiquetas:

miércoles, 19 de septiembre de 2007

PAÑUELOS


- Estoy hasta las narices.
- No, tú estarás hasta lo que sale de las narices, eh, mocolindo.
- Ja, ja, muy gracioso, me descoso de risa. Lo que estoy es harto de que me utilicen para todo, el otro día incluso me utilizó para limpiar un zapato, me está entrando complejo de trapo.
- Venga, venga, no será para tanto, tan bordadito y pijito como estás no creo que te trate tan mal.
- Eso era al principio, que hasta le daba pena sonarse los mocos en mí, pero ahora ya me podía meter en la lavadora de vez en cuando que tengo un moco aquí pegado desde el pleistoceno. Incluso piensa que va a estar aquí toda la vida y va de jefecillo con el resto.
- Coñó, tienes el Al Capone de los mocos.
- Ya ves, no espero que solo me utilicen para jugar a la gallinita ciega pero un poco de limpieza no me vendría mal. La última vez que me aireó fue en el partido de fútbol del domingo pasado.
- No te quejes, peor sería ser un pañuelo de papel, te usan y después te tiran. Esos sí que tienen una vida efímera. Incluso los usan para limpiar el cu...
- ¿El cu...?
- El cuaderno de notas que el otro día el niño manchó con la papilla.
- Yo cuando lo paso mal de verdad es cuando me enjuagan las lágrimas. Me da una pena.
- A veces se llora de risa.
- Si, me pasó el otro día, se encontró con un amigo de la infancia que hace mucho tiempo que no veía, se pusieron a recordar viejos tiempos y acabaron llorando de risa. Se despidieron en la estación y cuando se marchaba el tren me agitó. Mira tú, después de tanto tiempo se encuentran.
- Es que el mundo es un pañuelo.

Etiquetas:

martes, 4 de septiembre de 2007

OFELIA Y LUCAS

- Creo que he visto a una linda gatita.
- Vaya, es la primera vez que un ratón intenta ligar conmigo.
- Eh, eh, no te pongas felina; de ratón nada, hámster y además ruso.
- Ya te notaba yo un acento raro, pero pensé que era que estabas alcoholizado porque estabas dando vueltas en una rueda como un borracho en una farola.
- Reconozco que algún chupito de vodka de vez en cuando cae, pero tampoco es para tanto. Yo solo pretendía ser amable y tú ya sacas las uñas.
- Vale, vale, pues te diré que a mi me pareces muy tierno.
- Gracias. Pues tú tienes unos ojos grandísimos.
- Son para verte mejor.
- .... y unas orejas grandísimas.
- Son para oírte mejor.
- Uy, no sigamos por este camino que no se porqué pero ahora la palabra tierno ya no me parece un piropo.
- No, tranquilo, sólo estaba jugando un poco. Ya sabes, el típico juego del gato y el ratón.
- Pues que quieres que te diga, yo prefiero jugar un Trivial o una partida de cartas.
- ¿Te puedo olisquear?
- Si, pero sin meter la pata ¿eh?
- ¿Me estás llamando patosa? Tampoco me he cargado tantas cosas, dejo las marcas de los arañazos en los muebles de mi dueña pero nada más.
- Me refería a que no metieras la pata dentro de la jaula.
- Ah, vale, no la meteré. Sólo es para saber a que hueles.
- ¿Ah si? ¿A que huelo?
- A vodka, granujilla.
- Vale ya con la bromita, eh. No te pases que acabo con tus siete vidas de un plumazo.
- Tranquilo, superratón.
- Bueno, hagamos las paces que ya parecemos Tom y Jerry.
- Vale, choca las cinco.
- Cuando retraigas las uñas.
- Perdona, fue un acto reflejo.
- Ya, ya.
A Aynara, la dueña de estos simpáticos animalitos.

Etiquetas:

viernes, 24 de agosto de 2007

VENTANAS


- A ver si me limpian de de una vez que parezco la ventana de una película de terror.
- Si, solo te falta crujir.
- Uy, eso es que no me oyes por las mañanas. La humedad que hay aquí me cala hasta las astillas y claro, una ya tiene su edad, deberían jubilarme a un sitio donde hubiera sol, a las Islas Caimán por ejemplo.
- Que dices, si como aquí no se vive en ninguna parte, ¿acaso no ves que vistas tenemos?; son un marco incomparable. No te das cuenta de que si vas a un sitio de esos tendrían que cambiarte el nombre y te llamarían windows.
- Ay, eso si que no, que yo no tengo ni idea de inglés.
- Claro, además no estoy segura si tendrían que coger tu manubrio y abrirte al revés, como conducen por el otro lado igual también nos abren al revés.
- Eh, eh, que mi manubrio no lo maneja cualquiera y menos si me lo retuercen hasta ponerme al revés. ¡Qué dolor!
- Desde luego es para sacarla a una de quicio.
- Me tiemblan los cristales de sólo pensarlo.
- Lo que podían hacer era ponerte una contraventana para protegerte un poquito.
- O por lo menos ponerme una doble ventana para hacerme buena compañía.
- Oye, ¿y yo que soy? ¿Una mala compañía?
- No te astilles, que no lo decía por eso. Lo que pasa es que tú estás ahí enfrente y cuando te ponen la persiana ya no te veo y me aburro mucho.
- Peor sería que me pusieran una reja de seguridad, entonces parecería que estarías hablando con la ventana de una cárcel.
- Tienes razón. Lo que quería decir es que contigo me lo paso muy bien, me parto en dos.
- Ya estás partida.
- Ups.

Etiquetas:

viernes, 27 de julio de 2007

CABRAS



- ¿Has oído a los cerdos esos? Querían hacer una revolución en la granja, antesdeayer dieron un mitin intentando convencernos de que deberíamos revelarnos contra el poder establecido. Están como chotas.
- Se creen que somos burras, lo único que quieren es llegar al poder ellos para imponer su sistema y luego más de lo mismo. A veces me cabrea que me tomen por tonta, estaré como una cabra pero no soy gilipollas.
- Ssssh, no rumies tan alto, hay que tener cuidado por si acaso. Llegó a mis orejotas el rumor de que a una oveja, una tal Dolly creo, la clonaron y ahora quieren hacer más iguales y así tienen la mayoría de votos.
- ¡Serán cabrones!
- A mí hasta se me agria la leche cuando pienso en ello. Yo quería tener una chiva, pero tal como está la granja no hay manera. Dan ganas de tirar para el monte y convertirse en cabra montesa
- ¿Una chiva? ¿Quieres dejarte barbita?
- No, no, tener una chivita pequeña, una cría, vamos.
- ¿No eres un poco joven para eso? Yo de tí me dedicaría sólo al queso y dejaría lo de ser madre para más tarde. Además, aún no tienes pareja y hay mucho cabrito y cabrón suelto.
- Ya, y mucho mamón, pero el instinto maternal es el instinto maternal. Espero que el único pelo que me tomen sea para hacer alfombras, no quiero ser una cornuda cualquiera.
- Mientras no tengas una cría que quiera ser la cabra de la legión, no hay problema.
- Si sale normal lo celebraremos tomando un Chivas.

Etiquetas:

miércoles, 11 de julio de 2007

POLLITOS



- Perdón, ¿que me decías?
- No, no, yo no he dicho ni pío.
- Ah, creí haberte oído decir algo.
- Quizás hablaba sólo, es que estoy cabreado con el pavo de la granja de enfrente, el muy gilipollas me dijo que mi mamá era una polla. Sólo oir eso me tuve que poner gallito y decirle que gallina como mi madre no hay otra y que tiene los huevos muy bien puestos.
- Bah, no te enfades ya sabes que sólo dice pavadas.
- Ya, pero es que el tipo ese se cree el rey del pollo frito. Yo lo desplumaba. Un día le monto un pollo que se le va a caer la papada.
- No le hagas caso a ese presumido, piensa que es un pavo real y no pasa de vasallo.
- Tienes razón ¿vamos a picar algo?
- No sé, no sé, mi madre siempre me dice que tenga cuidado con cebarme porque puedo acabar asado.
- Ya, a mi la mía también me dice que no me comporte como un pollo sin cabeza, pero no creo que por picar algo por ahí fuéramos a acabar en pepitoria.
- Vete tú a saber, cuando oigas a un humano decir ¡ay que pollito tan rico! es que piensan en ti dando vueltas en un asador, y cuando te miran las patas no es porque sean bonitas, es porque piensan en unos zancos fritos.
- ¿Hacen eso? Pues no lo entiendo, incluso he oído que hay humanos que tienen mucha pluma.
- Ya y hay alguno que es gallina pero eso no quiere decir nada.
- Es que tienen unos huevos...

Etiquetas:

jueves, 28 de junio de 2007

ARAÑAS




- ¿De donde vienes?
- Fui a casa de Tecla a ver la televisión un rato mientras hacía una telaraña con punto de cruz.
- Pues yo fui antesdeayer a casa de Clotilde pero me he llevado una decepción....
- ¿Que te pasó?
- Me dijeron que ahí en el techo había una lámpara de araña, así que deseosa de saber que araña vivía en esa mansión de cristal trepé hasta arriba. Empecé a llamar a la dueña de la casa pero no me salió nadie.
- Como se nota que eres de campo. Así le llaman los humanos a esa clase de lámparas.
- Coño, pues la hubiesen llamado lámpara de pájaro o de murciélago, pero no de araña. Tiene esa de araña lo que yo de mosquito.
- Mmmm, mosquitos. Me encantan como aperitivo, pero para comer no hay nada como una mosca bien gordota.
- Yo atrapé el otro día a 4 en mi telaraña, si quieres te invito a una.
- ¿A cuatro? Vaya tela. ¿No te estarás columpiando?
- Y un huevo de araña, de eso nada, pensé que no iban a caer pero se ve que entre ellas estaban un poco mosqueadas y no se dieron cuenta hacia donde se dirigían.
- Hablando de telarañas, llevaba yo tejiendo un par de días y va un gilipollas me arranca la tela y se pone a dar saltos. Últimamente con el éxito de la película de Spiderman la gente se columpia un poco.
- Que me vas a decir a mí si el otro día tuve que aguantar a un tipo que me decía todo el rato "pícame, pícame", "quiero que me des tus poderes". Cuando vio que no le hacía caso me llamó de vil insecto para arriba. ¿Insecto yo?, pero que se cree, soy un arácnido y a mucha honra.
- Uy, si llega a decirle eso a la viuda negra de aquel árbol la llevaba clara. Creo que ya ha tenido cinco machos y claro a los cinco cuajjjj.
- Eso sí que es un divorcio rápido.
- Yo si veo a una de esas salgo por patas, que tengo ocho y son muy rápidas.
- Pues que quieres que te diga, yo sigo esperando al beso de la mujer araña.

Etiquetas:

jueves, 21 de junio de 2007

HOGUERAS




- Hala, más leña al fuego
- Uy, yo estoy un poco quemada con todo esto, me están echando de todo. Mira, mira, ahí va el simpático de turno a echarme un aereosol para que explote. Después seguro que dice, un pedo, un pedo, la hoguera se ha tirado un pedo. Me tienen negra.
- Como que te arrojaron una rueda.
- Hay que ver que humos se gastan algunos.
- Ay, si San Juan levantara la cabeza.
- No seas bruta, ¿no sabes que murió decapitado?
- Ay, es verdad, deben ser los calores que ya no sé lo que digo. De vez en cuando me entra cada llamarada que se me sube hasta la ceniza.
- Hablando de cenizos. Eh, ¿a donde vais con ese? A mi que no me lo tireís que después huele a cerdo quemado.
- ¿Quién es?
- Nah, un político al que querían quemar. Aunque no me extraña porque ellos si que tienen quemada a la gente. Si te lo echan tú te piras, eh.
- Pues como tiren a ese así no ahuyentan a los malos espíritus, más bien los atraen.
- Ah, que tiempos en los que quemábamos a brujas. Ahora salen por la tele de madrugada con su tarot intentando sacar dinerillo a algún telespectador. ¡Como cambian los tiempos! Con lo ardiente que yo soy sería capaz de quemar a 5 brujas a la vez.
- No seas vanidosa, que pareces de Tom Wolfe.
- Pues yo estoy por llamar a AENA porque tú ahora mismo estás en peligro de extinción.
- Me cago hasta en la última astilla. Más madera, por favor.
- Uy, ya te van a saltar.

Etiquetas:

martes, 12 de junio de 2007

LOS TRES CERDITOS



- Bueno, ¿que me decís ahora, eh? Veis como era mejor asociarnos y montar una constructora como Santo Ladrillo manda.
- Si, la verdad es que Construcciones y Promociones El Lobo ya nos estaba asediando y se quería quedar con todo.
- Pues claro, chicos, ya os dije que en el ladrillo estaba el futuro, nada de negocios de paja y de madera.
- Si, los muy guarros de El Lobo decían: Oparé, oparé y con tu negocio me quedaré.
- Ahora que se vayan a tomar viento por ahí.
- Con este negocio nos vamos a enriquecer como puercos. ¿Quién diría hace unos años que tal y como estaba situada tu casita de ladrillo iba luego a valer tanto?
- Vaya urbanización que montaron ahí, eh. Con el dinero que nos dieron compré otro terrenito, unos pisos, unos concejales y ya nos veis ahora.
- La verdad es que fue una operación jamón, jamón.
- Si es que cuando se me mete algo entre hocico y oreja no hay quien me pare.
- Oye, tampoco vayas de pata negra, eh, que somos hermanos y nos conocemos todos desde que éramos cochinillos.
- Perdona, ya sabes, el dinero, la fama.... convierten a uno en un auténtico puerco.
- Vale, perdonado quedas, pero es que cuando te pones así de chuleta me repatea el hígado.
- A mí lo que me preocupa es que con tanta corrupción nos convirtamos en chorizos.
- Hay que tener un cuidado, si nos descuidamos un poco nos hacen una marranada y nos hunden el negocio. Como sigan subiendo los tipos de interés nuestro negocio se va a convertir en una cochiquera. Incluso puede que se deje de construir.
- Que dices, eso es imposible, es como ver a un cerdo volando ¿no?
- Oink.

Etiquetas:

viernes, 1 de junio de 2007

LIBROS


Uf, sudo tinta.
- ¿Y eso? ¿que te pasó?
- Que me encajonaron entre dos pelmas, me tenían hasta el forro. Uno era un libro de autoayuda y no hacía nada más que darme consejos y el otro, uno gordito, empezó a contarme una historia la leche de larga y que no tenía ningún interés. Mucha letra pero sin ningún contenido, puede presumir de tapa bonita pero nada más, es más pesado que un libro de Hacienda.
- Ah, ese debe de ser un bestseller de esos. Eso para que veas que no se puede juzgar un libro por las tapas. Yo estaba al lado de uno que tenía la tapa gris oscuro pero que tenía muchas cosas interesantes que contar, pequeño pero matón.
- Ahí te doy toda la razón, la anterior vez que me colocaran me habían puesto entre libros de bolsillo, y allí había de todo: uno que estaba quemado (creo que se llamaba Fahrenheit 451), otro que hablaba de un lobo estepario, el que hablaba sobre una ceguera blanca, un psicótico, otro que hablaba de los sueños, incluso había uno que no soltaba prenda, le llamaban el avaro.
- Pues yo estuve con uno que me partía las páginas de risa y otro que era rico, rico.
- Que pasa ¿tenía más pasta en las hojas que los demás?
- No, no, era de cocina.
- Es que somos una familia muy grande, y como en toda familia hay de todo.
- Uy, que se lo pregunten a nuestro dueño, cuando le cayó uno de los abueletes en el pié.
- ¿Cual?, ¿el que tiene el tono un poco enigmático sobre la relación del hombre con Dios?
- No, podría ser, pero no. Fué el del caballero medieval loco. El que dices tú y el que tiene la tapa de Coral, ese de allá, aunque parezca mentira esos dos libros han provocado muchas guerras entre los hombres.
- A los hombres no hay quién los entienda, o nos adoran o nos odian. Hubo una temporada en que se dedicaban a quemarnos, y en otra incluso nos censuraban. No había quien se librara.
- Tienes toda la razón, hablas como un libro abierto.
- Psss yo paso de entenderlos, me conformo con que no dejen que me llene de polvo, que luego pillo un resfriado tan fuerte que no hay pegamento que me pegue las hojas.
- A mi con tan de que no me pasen el dedo mojado de saliva, ya no pido más.
- Si, a saber donde han metido el dedo antes.


Dedicado al hilo gris oscuro más colorido de toda la red.

Etiquetas:

miércoles, 23 de mayo de 2007

CAMISAS


- Estoy hasta el cuello, ya llevamos aquí dos semanas.
- Si, vaya forma de dejarnos colgadas.
- No me imaginaba yo que en estas tiendas de segunda mano la gente fuera tan exigente.
- Si me hubiesen visto en mis buenos tiempos ya estaría vendida. Yo antes, era de marca, lo que sucedió es que mi anterior dueño se jugó todo en el casino. Y cuando el couprier le dijo ¿todo? ¿hasta la camisa? el cocodrilo que tenía bordado se escapó corriendo.
- Que me vas a contar a mí. ¿Te crees que antes era lisa?. De eso nada, antes era de rayas pero mi antiguo dueño era un cocainómano de mucho cuidado y se esnifó hasta mis rayas.
- Pues menos mal que no era pastillero, sino te come hasta los botones.
- Tu ríete, ríete pero para mi supuso un gran planchazo enterarme así, por las bravas. Yo siempre noté que me miraba con amor pero pensé que era por mi colorido.
- El mío además de ludópata era un descamisado, siempre con los pelos del pecho al aire y cadena de oro, utilizaba menos los dos primeros botones que un calvo un peine. En mi opinión creo que había visto demasiadas veces la serie de Magnum.
- Yo un día acabé casi sin botones la mujer de mi dueño decía no sé que de que estaba muy caliente. Caliente acabé yo encima de la lámpara donde me tiraron. Pensé que en vez de lisa iba a acabar estampada de marrón.
- Aún así yo echo de menos a mis viejas amigas, la leñadora, la de pana, la del cuello Travolta, y la de cuadritos, ah, que puñitos tan bonitos tenía.
- Yo tenía una compañera de cuelgue que era rosa fucsia pero un día salió del armario definitivamente y no la volví a ver.
- Uy, pues yo tenía una amiga que era un puntazo, era de lunares.
- Yo incluso hecho de menos a una estampada que no era muy espabilada porque era corta pero estaba muy unida a ella, manga con manga, hombro con hombro.
- Sniff que será de ellas.

Etiquetas:

miércoles, 9 de mayo de 2007

LOBOS


- Adivina con quien acabo de estar.
- Dime, dime.
- Con Lorena.
- Uauuuuu ¿Con Lorena? Uf, vaya loba. ¿Como lo conseguiste?
- Nah, el truco de siempre. Le dije que tiene un pelaje muy bonito, unos ojos en los que se reflejaba la luna, un hocico precioso, y una boquita....
- Para comerse 3 ovejas.
- Serás bruto. No digas lobadas, ¡como voy a decirle eso!. Le dije que tenía la boca más seductora que había visto, que si ella quisiera tendría la manada aullando a su pies.
- Ya, y seguro que también le dijiste que te gustaría vivir con ella en una madriguera tener muchos lobeznos. Eh, cuentista. Tienes más cuento que el de los tres cerditos.
- Ese era un pringao, si soy yo llamo al banco y ya verás como esos desalojan a los tres cerditos en menos de nada si no tienen la hipoteca pagada. Te demandaré, y demandaré y con tu casa me quedaré.
- Huy, esos si que son como lobos hambrientos.
- Pues claro, son los auténticos hombres-lobo. Lo que sucede es que hoy en día con el cuento del metrosexual se depilan y se ponen corbata.
- Y después a los que nos tienen miedo es a nosotros, total por una ovejita que matamos de vez en cuando para saciar el hambre. Y todo esto es porque ahora en el monte ya no hay que echarse a la boca.
- No somos tan malos, sino fuera porque una loba amamantó a Rómulo y Remo no hubiese existido Roma. Sólo recuerdo una vez en que comimos unas ovejas por diversión. ¿Te acuerdas de aquel pastorcillo que decía "que viene el lobo" "que viene el lobo" y no era verdad?
- Si. Aún me acuerdo cuando Julio dijo "vamos a darle una lección al mentiroso ese por bocazas"
- Sólo recordar la cara del zagal aullo de risa.
- Si, corría como si tuviera la cola ardiendo.
- Fíjate, ya está anocheciendo.
- Si, ¿y qué?
- Nada, que quedé con Lorena porque tengo reservada una cena en una lobera calentita con vistas al lago. Esta noche va a saber lo que es un lobo de pelo en pecho, vamos a estar toda la noche dale que te dale.
- Menos lobos, caperucita.

Etiquetas:

martes, 10 de abril de 2007

DESTORNILLADORES


- Brrrr, un día de estos pillo un constipado
- ¿Porqué?
- Coño, porque estoy empapado, me acaban de utilizar para remover un vodka con naranja.
- ¿Y que tal?
- La verdad es que estaba un poco cargado de vodka, tengo una peste a alcohol que seguro que dentro de 10 minutos tengo detrás mía una cola de borrachos más larga que la del paro.
- Venga tío, no te quejes, seguro que le ponen tu nombre a la bebida.
- Puede ser. Aunque la verdad que el tipo es un poco guarro, después de utilizarme para quitar los tornillos de una estantería me utiliza para remover su vodka. Así, con polvo y todo.
- Claro, así tiene más sabor. Ahora no te acerques a ningún tornillo que no creo que aciertes.
- Si, si, tú sigue destornillándote de risa y mientras yo aquí que ya no me veo ni la punta.
- A ver. Gira, gira.
- Si giro más, vomito. Me está entrando complejo de peonza.
- Un poco peonza vas. Pero la verdad es que estás de lo más divertido.
- Claro, tú como vas de estrella te despitorras. Esto es peor que cuando me utilizaron para hacer una pelea de espadas, el Errol Flynn este.
- La verdad es que tienes un dueño que excepto para trabajar te utiliza para todo. Aunque el mío no se queda atrás, antesdeayer me utilizó con otro para aplastar un cable, el tipo debe creerse McGuiver. Si todo el mundo sabe que es trabajo para el árabe ese.
- ¿Quién?
- Alí Cates
- Yo la próxima vez ya me veo utilizado como dardo para diana.
- Pues ya sabes lo que tienes que hacer, darle con tu mango de goma en la cabeza, para que espabile. Otra opción es hacer que te resbalas y te clavas en su mano.
- Uy, si le hago eso o me aprieta todavia más con sus manos sudorosas o me zapatea contra la pared mientras profiere insultos y se defeca en todo lo conocido y por conocer.
- Yo en eso tengo más suerte, al tener el mango para comprobar la corriente eléctrica sabe que si me estampa contra la pared me puede romper.
- No hay quien los entienda, primero se enfadan y luego cuando acaban el trabajo nos dan un beso de tornillo.

Etiquetas:

FAROLAS




- Oye, ¿y ese tatuaje?
- ¿El corazón? Unos enamoradillos de mierda, que no saben expresar su amor de otra forma que marcándome como si fuera ganado. Podían marcar sus cachas, o si se quieren tanto dibujárselo en la frente. Todo para poner en un acto de originalidad Isabel x Diego.
- Ah, los amantes de Teruel.
- Sí, tonta ella, tonta él.
- La versión más moderna sería gilipollas ella, gilipollas él.
- Entre gilipollas y borrachos me tienen hasta la bombilla.
- Que me vas a contar a mi que hace dos días no se estrelló un coche contra mí de puñetera casualidad, me sudaba hasta el cristal.
- Es que es difícil ser farola. Si ir más lejos el sábado pasado tuve que aguantar a un borracho que primero se apoyó en mí, luego se le dio por dar vueltas alrededor mía cantando New York, New York, y claro, acabó empapándome de vómito. Me dieron ganas de agacharme y pegarle en toda la cocorota.
- Coñó, eso es peor que cuando nos cuelgan los carteles de las elecciones que después no retiran hasta pasados dos años.
- A mi incluso me han roto un cristal en una manifestación, que culpa tendré yo de lo mal que lo hacen los políticos. A veces me dan ganas por la noche de moverme y cambiarme de sitio.
- Eso es un farol ¿no? ¿Puedes hacer eso?
- No, si pudiera no estaría aquí. Aunque.... ¿te imaginas la cara que pondrían si alguien me viera moverme por la noche?
- Si es un borracho no hay problema, aún te perseguiría pensando que había luz en su casa; pero si es otra persona quedaría más alucinado que un yonki después de un chute. Seguro que el día siguiente aparecería la noticia en La Farola. Ahora sí, el que te iba a echar mucho de menos es tu perrito.
- ¿El que me mea siempre encima desde hace año y medio? A ese un día se me cruzan los cables y lo electrocuto, hago de él un perrito caliente.
- Ya estás faroleando otra vez. Pues a mí, sinceramente, hasta me gusta que me pongan de vez en cuando anuncios de se vende.
- ¿A ti te enciende eso? Mira tú que moderna se nos ha vuelto.
- No seas anticuada, hay que probar un poco de todo.
- Que va, que va, a mi ya me llega con aguantar con las cagadas de los pájaros.
- Allá tú.
- Mmmmm creo que estás enganchada al celo y al pegamento.
- Puede ser.

Etiquetas: