miércoles, 23 de mayo de 2007

CAMISAS


- Estoy hasta el cuello, ya llevamos aquí dos semanas.
- Si, vaya forma de dejarnos colgadas.
- No me imaginaba yo que en estas tiendas de segunda mano la gente fuera tan exigente.
- Si me hubiesen visto en mis buenos tiempos ya estaría vendida. Yo antes, era de marca, lo que sucedió es que mi anterior dueño se jugó todo en el casino. Y cuando el couprier le dijo ¿todo? ¿hasta la camisa? el cocodrilo que tenía bordado se escapó corriendo.
- Que me vas a contar a mí. ¿Te crees que antes era lisa?. De eso nada, antes era de rayas pero mi antiguo dueño era un cocainómano de mucho cuidado y se esnifó hasta mis rayas.
- Pues menos mal que no era pastillero, sino te come hasta los botones.
- Tu ríete, ríete pero para mi supuso un gran planchazo enterarme así, por las bravas. Yo siempre noté que me miraba con amor pero pensé que era por mi colorido.
- El mío además de ludópata era un descamisado, siempre con los pelos del pecho al aire y cadena de oro, utilizaba menos los dos primeros botones que un calvo un peine. En mi opinión creo que había visto demasiadas veces la serie de Magnum.
- Yo un día acabé casi sin botones la mujer de mi dueño decía no sé que de que estaba muy caliente. Caliente acabé yo encima de la lámpara donde me tiraron. Pensé que en vez de lisa iba a acabar estampada de marrón.
- Aún así yo echo de menos a mis viejas amigas, la leñadora, la de pana, la del cuello Travolta, y la de cuadritos, ah, que puñitos tan bonitos tenía.
- Yo tenía una compañera de cuelgue que era rosa fucsia pero un día salió del armario definitivamente y no la volví a ver.
- Uy, pues yo tenía una amiga que era un puntazo, era de lunares.
- Yo incluso hecho de menos a una estampada que no era muy espabilada porque era corta pero estaba muy unida a ella, manga con manga, hombro con hombro.
- Sniff que será de ellas.

Etiquetas:

21 Comments:

At mayo 23, 2007 10:18 p. m., Blogger Umma1 said...

Sniff, sniff... cuando done camisas en el futuro, irán atadas por las mangas a sus compañeras..
Buahhhh...
;)

Abrazos

 
At mayo 24, 2007 11:52 a. m., Blogger Ro_ber said...

Falta la camisa de once varas, que dificil meterse en ella.
Salud!

 
At mayo 24, 2007 3:06 p. m., Blogger La interrogación said...

Ahora entiendo porque mi padre no tiraba las camisas jamás. Eran prendas a las que les cogía un cariñoooo. Debía pasarle como a tí, que les oía las conversaciones.

 
At mayo 24, 2007 3:34 p. m., Blogger Yessi said...

Y quien dice que las camisas no tienen historia, pobres, cuánto han de sufrir colgadas ahí sin que alguien se decida llevarlas consigo.

Besos.

 
At mayo 24, 2007 9:04 p. m., Blogger James Joyce said...

Jajajajajajaja... Genial!

 
At mayo 25, 2007 2:14 p. m., Blogger Ferípula said...

ludópata y descamisado!!!!!!!!!

Sos tremendo!
Cuánta creatividad!
Muy linda esta conversación... tan real, nada de otro mundo... Si dejáramos hablar a nuestras cosas... qué opinarían de nosotros?

Besos y VIVA LA PATRIA!!!!!!!!!!!!
Ya mismo pongo un "perchero" y hago el enlace de tu blog,... no sé cómo no lo hice antes :)

 
At mayo 25, 2007 10:07 p. m., Blogger Bettina Perroni said...

jajajajaja... ya te extrañaba Zebeee...

Ponle camisa de fuerza a tus jefes para que te dejen mas tiempo libre...

Y abre mi blog con las bocinas a toooodo lo que da para que les destrozes los oidos jajaja

Vez?, por eso prefiero los chalecos jajaja

Un beso

 
At mayo 26, 2007 11:53 a. m., Blogger Gris_oscuro said...

ueeee! suerte que casi nunca las utilizo, alli colgaditas pobres... sigues mirando el mundo desde donde solo tu lo miras...por cierto, te respondi eso...ya sabes..
Besos,
Gris

 
At mayo 27, 2007 11:46 a. m., Blogger mandarina azul said...

jajaja... Ay, yo debo de ser una descamisada, porque me encanta este humor tuyo, Zebedeo.

No pares, sigue, sigue. :)

 
At mayo 28, 2007 12:15 p. m., Blogger Gubia said...

Una camisa lavada y bien planchada nunca pierde la compostura,jajjaa.
Un abrazo.

 
At mayo 28, 2007 12:18 p. m., Blogger Blanche said...

Por ahi andaran recorriendo mundo... el sabado fui como una de ella, al casino, por suerte, salí con la misma cantidad de prendas con las que entré.

 
At mayo 28, 2007 3:37 p. m., Blogger Isthar said...

Eres genial :)

Siempre que quiero garantizarme una sonrisa me regalas varias.

Mis camisas deben estar poniéndome verde desde hace tiempo, abandonadas en el armario, arrugadas y deslucidas. Cualquier día se declaran en huelga de mangas caídas y la liamos ;)

Un besazo enormeeeeee

 
At mayo 28, 2007 4:35 p. m., Blogger Bohemia said...

saludos, he leído un comentario tuyo en el blog de Jejo y he llegado aquí. Me gustó mucho este post, me llegó hasta las costuras...


Besos

 
At mayo 28, 2007 7:21 p. m., Blogger Valeria said...

...y a mí me encantan las camisas de hombre...
Un beso, Zebedeo.

 
At mayo 28, 2007 8:32 p. m., Blogger GirlFromSantiago said...

Hhhahahhahahha, hasta las camisas tienen sentimientos, carajo!

Amigo, te he extrañado!

 
At mayo 29, 2007 6:48 a. m., Blogger JeJo said...

Yo tengo una camisa roja cuello Mao.
Será comunista ?

Extrañaba estos dialoguitos ...

 
At mayo 29, 2007 10:33 a. m., Blogger Beauséant said...

vaya, yo es que nunca llevo camisa, sino haría por adoptarlas ;)

 
At mayo 30, 2007 9:58 a. m., Blogger Aynara said...

Ains, ains, esas camisitas. Y qué me dices de cuándo sacas una y por accidente otra se cae de la percha y se queda ahí olvidada? Hecha un burruñito de tela. Qué pena más grande.
A ver si encuentran un nuevo dueño majete pronto.
Besos

 
At mayo 30, 2007 11:52 a. m., Blogger Tocotó said...

Bueno, bueno, mi armario es de lo más silencioso, sólo hay un par de camisas blancas impolutas que yo creo que han hecho voto de silencio... un día de estos las jubilo, a ver si esas de segunda mano con tanta historia las espabilan un poco... Genial como siempre chico. Besiños.

 
At mayo 30, 2007 11:23 p. m., Blogger Isabel Romana said...

Con unas pocas y certeras pinceladas has retratado a unos cuantos tipos y situaciones. Eres genial. Besos.

 
At mayo 31, 2007 1:44 p. m., Anonymous Lolilla said...

A mi siempre me fascinaron las hawayanas.. así al menos si el tipo era un peñazo, podía evadirme mirando su camisa, entre palmeras y playitas..

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home