viernes, 16 de junio de 2006

MOSCAS




- Ah, que bien el veranito, con este calorcito sí que se puede salir no como en invierno que me quedo muerta de frío en cualquier esquina.
- Claro, por eso en invierno no salimos de casa y ahora en verano estamos en todas partes.
- Por cierto, ayer no te ví. ¿donde estuviste?
- Oh, estuve por la mañana en un camping tomando un poco de tortilla (un poco hecha de más para mi gusto) y un poco de conserva. Pss, ya ves, nada del otro mundo, unos humanos pobretones. Después me colé en su coche y me llevaron hasta su casa en donde merendé fruta y cené más huevos.
- Uff, con lo malos que son para el colesterol.
- Si, ya te dije que eran una familia corrientucha. Pero para bajar la cena y protestar por el menú estuve zumbándoles en la habitación toda la noche.
- Eso, que se fastidien. Yo ayer le jorobé la siesta a uno.
- ¿Y no se levantó e intentó matarte?. Porque a mí estuvieron toda la noche a ver si me pillaban. ¡Ilusos!
- Que va, que va. No sé de que religión sería que no hizo nada, igual temía que podía ser la recaarnación de un pariente suyo o vete tú a saber.
- Jo, pues el pariente tenía que ser un poco feo, ¿no?
- Oye, sin faltar ¿eh?
- Para ser humano, digo. No te mosquees.
- Bueno, vale. ¿Sabes que abrieron un nuevo vertedero a dos manzanas de aquí?
- No me digas ¿municipal o incontrolado?
- Tranquila, es municipal, donde mejor mierda hay. En los incontrolados arrojan cosas que no sirven ni para comer nosotras. De todas maneras yo para comer prefiero ir a alguna de la fiestas de los ricos, allí sobra mucha comida y te puedes poner hasta las patas.
- Es que tú siempre fuiste muy pija.
- Oye, ¿pero tú de que vas?
- ¿Ya te estás mosqueando otra vez?. Desde luego últimamente estás de lo más irascible.
- No, no. Eres tú que eres una mosca cojonera.
- Bueno tengamos la fiesta en paz, ¿entramos en aquella pastelería?
- Vale, invito yo. Por cierto, ¿te das cuenta que el humano ese no deja de mirarnos? Si se pusiera a trabajar....

9 Comments:

At junio 17, 2006 11:42 a. m., Blogger Eva.M. said...

Venir a leerte parece risa asegurada :)
Uiiis, a mí me encanta descargar los instintos asesinos con estos bichos. La miro, espero pacientemente con alguna revista en la mano y cuando menos se lo espera... ¡zas! Una mosca menos en el mundo. El matamoscas de mi madre ya es cosa de otra dimensión. Esos golpes por toa la casa... plaf, plaf, plaf. Y otra. Y otra más. Ah, el disfrute total...
Ay, cómo admiro a esos psicópatas, capaces de cogerlas con la mano, en ese movimiento tan rápido que parece cosa de magia... Y que luego se recrean torturándolas... Yo no podría, pero cómo me gusta ver que otros sí.
Besos.

 
At junio 19, 2006 9:28 a. m., Blogger Enrique Gallud Jardiel said...

Un cuento muy original. Me ha gustado mucho. Echo de menos un poco de reflexión sobre la inminencia de la muerte, pues las moscas, que viven poco, de seguro que están obsesionadas con testamentos, herencias, etc. Pero, aparte de eso, magnífico.

 
At junio 19, 2006 10:10 a. m., Blogger Eva said...

Pues yo, por suerte aún no he visto ninguna y por lo tanto no me han invadido esos sentimientos asesinos.

Voy tocando madera por si acaso, porque ahora llega Murphy y me va a traer un "ejercito" de moscas.

besos

 
At junio 19, 2006 4:57 p. m., Blogger Gubia said...

Me ha sorprendido y me ha hecho reir mucho, nunca me había fijado en ellas de esta forma. Estas parecían majas y simpáticas,a la próxima mosca que entre en casa habrá que preguntarla si todo esta a su gusto,jaja.

 
At junio 19, 2006 5:38 p. m., Blogger Bettina Perroni said...

Ayyyy las mosca... ya me las imagino platicando de esa forma cada vez que las veo... no puedo evitarlo. Con la pena, ellas no son bienvenidas en la casa, saben que la que entra muere y si no muere, al menos se va con una terrible indigestión jejeje
Saluditos,

 
At junio 19, 2006 9:41 p. m., Blogger Isthar said...

XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

Me alegra que no fuera el final y que haya podido tener ocasión de leer esta conversación de moscas. Mira que soin pesadas las pobres, que basta que tengas todo el cuerpo tapado menos un pie y ahí que se van. ¡¡Y ya me dirás qué esperan encontrar en un pie!! :O

 
At junio 20, 2006 7:42 p. m., Blogger Yurena said...

Jjajajaj la frase final lo dice todo, estaba usted tan inmensamente aburrido que se le comenzó a ir la olla...

 
At junio 21, 2006 6:57 p. m., Blogger jorgeleiro said...

ya ves, cuantas horas de mi vida e pasado observando esos seres? ya nos lo decia German Coppini: colecciono moscas pero no estoy loco ¿y qué?

 
At junio 22, 2006 3:36 p. m., Blogger GirlFromSantiago said...

- Jo, pues el pariente tenía que ser un poco feo, ¿no?
- Oye, sin faltar ¿eh?

Hahahahahah, siempre me has hecho reir... tengo que remodelar allí para agregarte a mis Blogadictos.

 

Publicar un comentario

<< Home