viernes, 25 de agosto de 2006

ZAPATOS



- Vaya, vaya, mira quien llega al zapatero, ¿que pasa que últimamente no se te ve la suela por aquí?
- Uy, es que llevo un trote..... no me quitó en toda la semanita de sus olorosos pies.
- Ya decía yo que olía un poco a cuero podrido.
- No te extrañe, ¿tu sabes la de kilómetros que he recorrido esta semana?, y por si fuera poco me llevó ayer por la noche a un tugurio donde amén de soportar pisotazos tuve que aguantar no sé cuantas bebidas por encima, pitillos aún no apagados y demás lindezas a las que me sometió. Este debe pensar que como somos de cuero y negros somos sadomasoquistas.
- Una noche dura, ¿eh?
- Si es que no siento ni los cordones. En cambio tú está ahí tan lustradito que das envidia, ya me gustaría a mi un buen masaje con crema.
- Oh, debe ser en compensación por la semana pasada. A mí también me quitó por la noche, me llevó a una cena con sus amigotes. Primero cenó y bebió una barbaridad, o sea, se puso las botas, y luego acabé encima de una silla cuando se puso a pronunciar un discursito de exaltación de la amistad; después se fue de juerga y claro se puso a bailar, bueno, bailar, bailar lo que se dice bailaaar, más bien lo que hizo fue tropezar con todo bicho viviente. Yo lo sentí por un precioso par con tacones finos que estaba a lado mío, le pedí perdón por el amo que tengo y la verdad es que se mostró muy comprensivo, que a ellos les pasaba igual incluso me comentaron que habían bebido champán en ellos.
- Ah, ese día seguro que fue el que te cogió en la mano para no hacer ruido al entrar en casa.
- Si, si, fue ese día. Menuda bronca le cayó, je, je, acabó durmiendo en el sillón. Ahora sí desde el aire tienes otra perspectiva, al principio se te hace raro, pero luego ves las cosas a vista de pájaro.
- Por lo menos no durmió contigo puesto, a mí me lo hizo ayer. Llegó y tal como estaba se desplomó en cama como un fardo.
- Es que pilla cada cogorza que algún día lo van a zapatear.
- Podría ser peor, el otro día unos mocasines me contaron que unos compañeros suyos de zapatero acabaron golpeando la mesa de no sé donde. El amo debía querer llamar la atención y no se le ocurrió mejor cosa que sacárselos y golpear la mesa. Los pobres querían hasta cambiar de color, que vergüenza pasaron.
- Desde luego hay cada uno que lo pasa peor que un zapato de niño.
- Aunque a esos también les llega, eh, todo el día golpeando piedras, subiéndose a los sitios más inverosímiles, manchándose en los charcos.....
- Si, sufren más que unas sandalias de playa.
- Tampoco es para tanto, esas solo tienen que soportar el calor y las arenas de los pies, no tienen que soportar que tío cerdo este no se corte las uñas. Me tiene la punta machacada, a ver si se las corta de una puñetera vez.
- Sssh, silencio, se oyen unos tacones cerca, no vaya a ser que abran el zp y nos cojan en zapatillas.
- ¿El zp?
- Si, hombre, el zapatero.
- Pfff, a ti te ponen demasiados periódicos debajo.
- Ssssh, que ahí vienen.

8 Comments:

At agosto 27, 2006 7:54 p. m., Blogger GirlFromSantiago said...

Hahahahaahaahhahaaah, te extrañé, viejo...

 
At agosto 28, 2006 1:31 p. m., Blogger totito said...

Los zapatos ahora con zp viven mucho mejor que antes, que a pesar de lo que decían, eran más impopulares.

 
At agosto 28, 2006 3:00 p. m., Blogger Blanche said...

eh tu perdona!!! y que pasa con los pies, que nosotros no sufrimos??? en fin, esto de que nos presionen tanto vamos a acabar fatal...

 
At agosto 28, 2006 4:54 p. m., Blogger Gubia said...

Jaja, muy divertido y como siempre con mucho ingenio. Por cierto, menos mal que no eran mis zapatos los que hablaban..los pobres sufren maltrato constante, soy un desastre.

 
At agosto 28, 2006 10:46 p. m., Blogger Bettina Perroni said...

jajaja, me encantan tus diálogos..
No hay nada mas rico que un par de pantunflas, ríquisimas, nada ofrece tanta caricia al pie :) ... o unos preciosos estiletos... si, esos que estilizan el pie... con un par de ellos puestos sientes que conquistas al mundo ;)
besitos,

 
At agosto 30, 2006 5:07 p. m., Blogger Zifnab said...

Y yo que les dejo en cualquier lado, que abandone a dos, que les he machacado las suelas en innúmerables ocasiones

Parto ipso facto a suicidarme

Se feliz

 
At agosto 30, 2006 5:25 p. m., Blogger José Antonio Galloso said...

siempre el placer enorme de buscar la risa en tu espacio
Saludos

 
At agosto 30, 2006 5:25 p. m., Blogger José Antonio Galloso said...

siempre el placer enorme de buscar la risa en tu espacio
Saludos

 

Publicar un comentario

<< Home