jueves, 14 de diciembre de 2006

TELEFONOS



- ¿Qué tal el paseo por la casa?
- Oh, no estuvo mal, estuvo interesante, aunque de tanto hablar casi acaba con la batería.
- ¿Con la batería de cocina o con la de percusión?
- Con la mía, graciosete. Tienes la antena muy hacia arriba me parece que te la voy a bajar yo.
- Tranquilo, fueron unas malas ondas o una interferencia lo que me hizo decir eso.
- Ya, ya, algunas veces me tienes hasta los botones . Pero bueno, contigo es lo que hay. Como te comentaba el paseo no estuvo mal porque tuve tiempo de comunicarme con el teléfono del salón.
- Uy, ese es como un programa del corazón, cotilla hasta el cable.
- Me contó que la hija ya tiene novio, y claro, pone cada conferencia que el día que le llegue la factura a los padres van a echar chispas.
- Hasta el amor tiene facturas.
- Le acabarán comprando uno de esos primos nuestros, los móviles.
- Esos pequeñajos la verdad es que cada día vienen con más utilidades, el día menos pensado hasta haces unos huevos fritos en ellos.
- Mejor sería que le compraran un zapatófono. Aunque a mí no me vendría mal un descanso me paso el día escuchando confidencias y consejos, parezco un teléfono de ayuda.
- Mientras no seas uno erótico. La verdad es que no te veo quitándote hasta los auriculares.
- Je. Espera que te sigo contando, al continuar el paseo he visto después que hay un teléfono nuevo, es rojo. El jefe debe creerse el presidente de los EEUU.
- Que va, deben de ser reminiscencias de su época comunista. Seguro que es de los antiguos, de estos que tenías que girar la rueda para marcar.
- ¿Comunista? Dirás consumista.
- Eso es ahora, la gente cambia. Tú lo sabrá mejor que nadie que te pasas el día enchufado.
- Ya, pero es que yo me alimento de corriente.
- Qué corriente eres.

17 Comments:

At diciembre 14, 2006 9:39 p. m., Blogger eSadElBlOg said...

mira que como un día se te pongan a discutir los peines con los telefonos y las sartenes con las sillas se te van a saltar las alarmas

 
At diciembre 14, 2006 9:48 p. m., Blogger Zebedeo said...

:) Muy bueno, esadelblog.

Quería decir que desgraciadamente no soy capaz de poner comentarios en algunos blogs, supongo que será por culpa de que yo no me he pasado a la versión beta. Así que pido disculpas a todos los que no puedo comentar en sus blogs (aunque me gustaría) y espero que los responsables del blogger.com este solucionen el problema.
Sino nos enfadamos y dejamos de respirar hasta que lo arreglen; bueno, mejor no :)

 
At diciembre 14, 2006 10:55 p. m., Blogger Blanche said...

yo no soy la primera pero me gusta que te haga ilusion serlo tú.
muy bueno, siempre me gustó el telefono rojo.
Besos

 
At diciembre 15, 2006 12:50 p. m., Blogger Isthar said...

Ya sé que son poco prácticos, pero me encantan los teléfonos de antes, esos de ruedas que hacían piticlinnnn, pipipipiticlin :)

PD. A mi también me están dando por saco los de blogger porque en los que habéis cometido la osadía de pasaros a la versión nueva, no me deja comentaros si no es con mi cuenta de gmail, y es un caos andar registrándome cada vez y que además no salga mi espada :P

 
At diciembre 15, 2006 7:55 p. m., Blogger eSadElBlOg said...

gracias zebedeo, pero ja ja lo pones a huevo!
Tus comentarios serán bienvenidos pero aun sin ellos seguire leyendo tus posts :)
Me pregunto por que estarán brindando tus copas?

respecto a lo de BETA, yo un día al postear dije "recordar mi contraseña" y "perdi mi anonimato".

 
At diciembre 15, 2006 11:27 p. m., Blogger Isabel Romana said...

Me encantan tus diálogos. Y perlas como esta: "hasta el amor tiene facturas". Saludos cordiales.

 
At diciembre 16, 2006 8:36 a. m., Anonymous náufrago said...

Insisto: xa non son capaz de ver as cousas da casa coma antes.

 
At diciembre 16, 2006 7:14 p. m., Blogger Bettina Perroni said...

Ellos quisieran saberlo todo... (los teléfonos), pero no pueden enterarse salvo lo que de mi boca sale....

Eso si, les gusta el chisme... y mucho.
El de casa se queda a la espera de que alguien llame... y nada :(

El celular siempre se me pierde... :(

Zebe... Un abrazo enorme...

 
At diciembre 17, 2006 12:22 a. m., Blogger TICTAC said...

:-))))))))

Oh, mi pobres telefonos sufren de tinnitus...de tanto oir voces ahora oyen pitos, ronquidos, timbres...y les ha dado por esconderse tanto que me toca llamarlos con mi celular para saber donde estan...casi siempre debajo de una cama o de algun closet...tendre' que llevarlos a un otorrino.

 
At diciembre 17, 2006 12:39 a. m., Blogger TICTAC said...

Zebedeoooo...que desastre!!...
se repitio' el comentario 7 veces...ni que tus telefonos sufrieran de sordera !!
este Betamonstruo no me da paz!! tampoco me deja borrarlos, espero que tu lo logres y de paso puedes borrar este tambien...GRACIAS!!!
Un abrazote!

 
At diciembre 17, 2006 2:26 p. m., Blogger Aynara said...

Y los primos móviles qué tienen que deicr? Unos guardados cerca del sobaquete, otros perdidos en los bolsos de las chicas más pegados que la gente en el metro, otros en el bolsillo del pantalón :-S madre mía...

Y los de sobremesa de casa, olvidados en la mesita con la lámpara, sin apenas utilizarse porque ya no se llama a una casa, se llama a una persona... al móivl, jeje.

Besos

 
At diciembre 18, 2006 2:22 p. m., Blogger Beauséant said...

pues no sé muy bien que les pasa a los mios, que ultimamente andan todos revolucionados y en huelga de antenas caídas, o quizás, lo más probable, es que ya nadie me llama ;)

 
At diciembre 18, 2006 3:00 p. m., Blogger Gris_oscuro said...

En mi casa los telefonos son los que mas distraidos estan, todo el dia les cuentan historias...es como vivir en un cuentacuentos permanentemente, no esta nada mal..
Besotes,
Gris

 
At diciembre 18, 2006 11:03 p. m., Blogger Bettina Perroni said...

SEVEDEO...

Solo paso a desearle una muy feliz navidad!

Besitos,

 
At diciembre 19, 2006 4:44 a. m., Blogger yukino_miyazawa said...

En mi casa antes habia un telefono inalambrico pero el pobre estaba malo y ahora se ha perdido, solo hay de los normales...

Saludos y un abrazo^.^

 
At diciembre 19, 2006 9:17 a. m., Anonymous Lolilla said...

Por mis partes, me sigo alegrando de que ni los teléfonos ni las sartenes ni los peines etc etc.. hablen.. o al menos que la gran mayoría, no sepamos escucharlos (excepto tu, claro)

Besote.

 
At diciembre 19, 2006 1:55 p. m., Blogger Gubia said...

Los teléfonos ya forman parte de la familia. Qué hariamos sin ellos verdad? Un abrazo

 

Publicar un comentario

<< Home